miércoles, 6 de abril de 2011

This is England!

Segunda parte

En la entrada anterior, les contaba los inicios de la localidad de  Conchillas; si no la han leído, pueden hacerlo aquí.



Conchillas vivía de, por y para la compañía Walker, encargada de explotar los yacimientos de piedra y arena, cuando se produjo un naufragio. Sólo hubo un sobreviviente, un tal David Evans, el cocinero de a bordo. Evans se quedó en Conchillas, haciendo lo que sabía hacer: cocinar. Comenzó trabajando para los Walker, y pronto abrió un almacén de ramos generales, en el que  les fiaba a los trabajadores, anotándoles las compras en una libreta, sabedor que cuando cobraran su salario, le pagarían. Después, empezó a fiarles a los agricultores de las inmediaciones, a  pagar con la cosecha. Fiado va, pago viene, tuvo que construirse un galponcito para almacenar el grano. 




El edificio es una construcción particular;  su techo inclinado desagua en un canalón que permite recoger el agua… ¡Ideal para cuando llega la época del deshielo! 



De a poquito, empezó a importar alguna cosita para vender, que un par de alpargatas, que una palangana esmaltada, que un tractor. Ya que estaba en esto de los negocios, terminó acuñando su propia moneda.




Un pueblo tan próspero, en el que los negocios de Walker y Evans iban viento en popa, necesitaba un hotel de lujo… y evidentemente, lo tuvo.




El Hotel Evans abrió sus puertas en 1911, y recibió hombres de negocios y turistas de alcurnia. En la actualidad, se encuentra cerrado, y no se puede visitar. Cuando intentamos ingresar, a solicitar permiso para verlo aunque sea de afuera, primero nos salió  al encuentro un perro muy simpático que movía la cola con entusiasmo, y luego un señor que nos ladró, por lo que nos retiramos con la cola entre las patas. Por algo las cámaras tienen zoom.



La prosperidad y la idílica vida de Conchillas vio su fin tras la Segunda Guerra Mundial; el Imperio Británico dejó de ser lo que era, y a comienzos de los ’50, la compañía Walker apagó la luz, cerró y se fue.

¿Qué quedó? Una arquitectura singular, recuerdos –a estas alturas, con visos de leyenda- de un pasado próspero, y un cementerio bien diferente a los del resto del país.





El puerto parece un pueblo fantasma; los lugareños van a pescar, o a hacerse un asadito bajo los árboles.




Ni la Texaco resistió el paso del tiempo.


Aunque sí la ANCAP… ¡Al menos el cartel es nuevo!


Sí hay panadería y fábrica de pastas…


…y club, por supuesto...


…en donde se organizan campeonatos de “tuti” y “pul”.



También hay servicios médicos; en la puerta de la policlínica había un papel con el número de celular del médico; el edificio es lindísimo. 


Una pequeña hostería y restaurante.

Y unos alrededores lindos y tranquilazos.








Por supuesto, no falta el Banco República, que más que banco es taburete.
.....

Y para que nadie dude de que llegó el siglo XXI, hay ciber.


¿Qué pasará en Conchillas? Pues se avizoran vientos de cambio; la empresa Montes del Plata pretende instalar una planta procesadora de celulosa… 



Seguramente los escasos habitantes de Conchillas sueñen con la  vuelta de la prosperidad perdida…

Habrá que ver si a orillas de esa playita mansa los lugareños podrán seguir pescando con todo el tiempo del mundo, o llegará el momento en que eso sólo sea un recuerdo –a esas alturas, con visos de leyenda- de un pasado incontaminado. 


lllll

34 comentarios:

Luigi dijo...

Uh que lindo lugar... cuando deje de trabajar me voy a ir a vivir a uno de esos pueblitos perdidos!

andal13 dijo...

Luigi:
Ah, yo estoy pensando seriamente en irme a la mismísima Colonia cuando me jubile...

Marple dijo...

Andrea:
genial como siempre!
Estuve leyendo que cuando se fue la compañía todo fue vendido como campo con mejoras¿? no sé si pensar que es un chiste uruguayo llamar "mejoras" a un pueblito tan particular, o si fue solo un negociado más.
Me queda la duda si ahora le venden todo incluído a la empresa que viene.
Tengo que releer de nuevo, más que un error me parece un horror.

Me gustó el cementerio.Parece un lugar donde realmente se hace realidad: "descanse en paz".

En cuanto a lo que dice Luigi,que alquile primero y vea, después verá si le gusta vivr como en una especie de pescera que es lo que son los pueblitos chicos:)

Realmemte, Andrea, da gusto eer tu blog.
Te comunico que hemos sido mencionadas por Fernando al premio "pulpera de oro" como comentaristas:)

besos

andal13 dijo...

Marple:
Mirá, no me quedó claro tampoco lo de la venta, pero parece que vendieron hasta los cantos de los pájaros. Ya veremos que pasa con Montes del Plata. Todo me suena a novela de García Márquez, igual.
¡Jajaja, pueblo chico, infierno grande! Y bueno, me llamarán "la vieja loca de la capital", y listo!

Luigi dijo...

Pero si se vé todo muy pacifico!

En todo caso, imagino que no será peor que vivir en la ciudad... tanta gente viviendo amontonada definitivamente no es para mi!

Alvaro Fagalde dijo...

¿No preguntaste si necesitaban un administrativo en la policlínica?.

Fue la mejor entrada de viajes de la historia del blog.

andal13 dijo...

Luigi:
Seguro que sí. Al menos hasta que se instale la pastera.
Y para veteranos me parece bárbaro, ya que tienen todo al alcance de la mano, es tranquilo, seguro y bonito.

Alvaro:
Imagino que las tareas del administrativo de la policlínica consisten en cambiar el papel con el número de teléfono del médico cuando se desvanece la tinta, ir a recargarle el celular al propio médico, y acomodar el fichero de las historias clínicas, que debe funcionar en una caja de zapatos.
Gracias por el elogio (y eso que no había empanadas!)

yonky dijo...

Los perros festejan moviendo la cola y los hombres ladran? Como es eso?
Bueno veremos que nos depara el futuro.Lo que si te puedo decir que si alguien en su sana intencion pretendia disfrutar de esa tranquilidad especifica se va a tener que tomar el raje para otro lugar o se amolda en una especie de metamorfosis.

Lindazo che

Marple dijo...

Andrea:
en estos pueblos es cuando funciona la frase de Sarte: "El infierno son los otros",ajajaja
Te tengo fe: con cámara fotográfica y PC(imprescindibles para para aislarte,porque muy al contrario de lo que piensan en un pueblo chico , es donde menos hay vida privada) podés escribir El blog del infierno. Dolina ya escribió El bar del infierno.
No soy pesimista respecto de los pueblos, sólo que yo siento y es muy personal, que todos tienen que ver con todos.
En la policlínica...mmmm , el director puede ser el enfermero y el ayudante un médico.Hay mucho surrealismo por estos tiempos:)

andal13 dijo...

Yonky:
Sí, sí ocurre eso en Conchillas. Seguramente después de las mutaciones genéticas que se produzcan por las emanaciones tóxicas de la pastera, capaz que los humanos hasta hablan.

Marple:
Si ahora tengo dos computadoras, cuando me jubile tendré no menos de 6 u 8, así que podré ampliar el "ciber" local...

gaby07 dijo...

Buenííísmo!!! De más está decir que las fotos son de toda una profesional! Y el resto lo tengo que leer con más tiempo... pero no dudo que esté genial. beso

ro dijo...

Me encantó, Andal! ando a las corridas, por eso no escribo más que esta bobadita! Ese hombre ladrador daría para ilustrar una buena leyenda de ese hotel. Buenísimas las fotos. Besos

cr dijo...

Cuando me jubile me voy a ir a vivir al Uruguay... no mejor ahora.
Lástima que ya abandoné la ciencia porque el Instituto Pasteur sería un buen trabajo.

Lo mejor sería un trabajo de recorrer las rutas del paisito.

Genial el viaje como siempre.

Martín dijo...

Qué lugar extraño! Parece de otro país, totalmente distinto a todo.

Aunque da lástima cómo hay tantos pueblos fantasmas en el interior.

El Brou nunca falta... ^_^

andal13 dijo...

Gaby:
¡Muchas gracias! Seguro que andás precisando anteojos...
;-)

Ro:
¡Mirá qué gente trajo el naufragio...! Seguramente el hotel esté lleno de leyendas de hombres ladradores y otros fantasmas.

Cr:
¡Venite que hay lugar en pila! Capaz que conseguís el trabajo ese de pintar la línea que va en el medio de la carretera... así se te cumple tu deseo!
;-)

Martín:
¡Imagino que ya estarás gestionando tu traslado a la sucursal de Conchillas! Eso sí, Starbucks no vi (pero no sería de extrañar...)

juan pascualero dijo...

Todos los pueblitos "idílicos" se toleran durante 32' 20'' (léase "Villa Serrana" (perdón Marple), Carmelo, Raigón etc.)
Pensar que vivir en ellos será maravilloso es una fantasía calenturienta que solo mantendrá alguien muy porfiado.
Quiero aclarar que ese poco más de media hora es fantástico.

SUSANA dijo...

Si juzgamos por tus excelentes fotos, estos ingleses se aplicaban más en las tumbas, que en las casas! El cementerio es una pinturita!
Ahora, el cocinero Evans acuñando su propia moneda es apoteótico!

Buenísimo trabajo Andre!
Un abrazo mi Amiga!

andal13 dijo...

Juan:
Ah, probablemente sea cierto... Ta bien, me voy con pasaje de vuelta, por si acaso!

Susana:
El cementerio me interesó muchísimo, y me llamó la atención el contraste que hay entre las tumbas de los descendientes de españoles y de los criollos, y las tumbas de los ingleses y alemanes.
¡Gracias por los elogios!

El Antihéroe dijo...

No hay mucho para agregar. Linda entrada. :)

andal13 dijo...

Antihéroes:
¡Muchas gracias!

Detaquito dijo...

Excelsa cornica mi estimada Andal!
Me dejo con ganas de reencontrarme con esos lares!

andal13 dijo...

Deta:
¡Te imagino ganando el campeonato de "tuti", y alzándote con el cuantioso botín de lo recaudado! (Unos 88 $ más o menos...)

Neville dijo...

Esta continuación de la crónica es tan buena como la primera.
Muy buena entrada.

Me produjo una sensación extraña el recorrer un lugar pintoresco cuya única salida parece ser esperar al próximo gringo que les traiga la prosperidad mientras esté.

andal13 dijo...

Neville_
¡Muchas gracias!
Sí, es extraño... Ni te digo las sensaciones que despierta caminar por esas calles vacías, e interactuar con esos lugareños que sueñan en tiempo pasado.

Fernando Terreno dijo...

Casi me la pierdo por no ver que era "la segunda".
Tiene un ritmo "cinematográfico". Andrea, lo tuyo es lo audiovisual.
El hotel ese es una belleza, sólo opacada en parte por la tranquilidad del cementerio.
¿Compramos el hotel? ¿Cuántos Evans pedirán...?
Un abrazo.

andal13 dijo...

Fernando:
¡Muchas gracias!
Cuando sea grande, quiero ser directora de cine.
Ah, yo invertiría en el hotel... una de mis pretensiones de bataclana es la de tener un bed & breakfast o una hostería o una estancia turística...
Esperá que rompo la chanchita y veo de cuántos Evans dispongo!

carmen jiménez dijo...

¡Guauuu! La verdad es que se me mezclan las imágenes del naufragio y la prosperidad que genera, con la depresión que vino después a causa de la guerra. Las guerras lo cambian todo, pero no siempre para bien. A la vista está. Dejarán de existir lugares como éste, o quién sabe si ahora le tocará el turno a otro pueblo y caerá sobre él la desgracia. No leí la entrada anterior. Ya sabes, el tiempo...Siempre ese maldito tiempo circular.
Un beso querida Andrea. Echaba de menos tus letras incisivas.

andal13 dijo...

Carmen:
Las guerras siempre son terribles, pero es cierto que en esos períodos de guerra en Europa, hubo una cierta prosperidad en nuestro país.
El futuro es incierto... Ya veremos.

Lara dijo...

Genial la entrada, Andrea, muy buenas las fotos.

La rompe la moneda de Evans! El tipo no perdía el tiempo, se acomodó un poco y se puso a regular la economía.

Tiene lugarcitos este país... Hay que enterarse nomás de dónde están.

andal13 dijo...

Lara:
¿Y no te coparía hacerte acuñar unas "Laras"?
;-)

El Evans era un grosso, realmente.
Y este país, muy de vez en cuando, es maravilloso. Sólo hay que estar atento.

Vecina de la zona dijo...

lindo pero con algún que otro error. El Hotel era CONCHILLAS, el barco fue traÍdo por el club COPYC como pontón para PESCA en el año 60 apróx. La chimenea de la foto no era de la cocina de la época original, la cocina compartida y que exiSten aún hoy en día Se encuentran al fondo de laS viviendaS, era una habitación aparte. El nochero vaciaba el tanque, en una corriente del río y que corría por la mitad del muelle en el puerto, retirada de la playa.

Esther Dupre dijo...

genial, mi viejo era de los bañados de conchillas. me gusto mucho

andal13 dijo...

Esther:
Me alegra que te haya gustado la entrada; gracias por comentar.

andal13 dijo...

Vecina:
Gracias por los aportes; escribí lo que nos dijeron cuando hicimos la visita guiada, así que puede haber más de un error.