sábado, 8 de agosto de 2009

Todo el año es carnaval, digo, campaña electoral

...
Hay quienes afirman que los uruguayos somos tristes. Que la milonga, que el tango, que hasta el candombe es un lamento. Que el carnaval será el más largo del mundo pero es serio. Que somos un pueblo gris.

Quien esto afirme es porque nunca estuvo en Uruguay durante una campaña electoral.

Las campañas electorales se organizan en forma previa a las elecciones internas, a las nacionales y a las departamentales; si viene al caso, se organiza también en ocasión de un plebiscito –en el que se intenta una reforma de la Constitución- o de un referéndum –en el que se intenta anular una Ley- instancias que ocurren cada dos por tres, cosa de no aburrirse.

Cuando digo que la campaña se hace en forma previa, un lector extranjero podría pensar que estoy hablando de cuestión de un par de semanas o un mes antes del día de la elección. ¡Craso error! Prácticamente vivimos en campaña... Sin ir más lejos, al día siguiente de las elecciones, los perdedores ya están viendo dónde estuvo el error y qué estrategia seguir para enmendarlo, y los ganadores también cranean cómo hacer para mantenerse en el poder ahora que lo conquistaron.

Ahora bien, la campaña electoral propiamente dicha, comienza varios meses antes de la elección, cosa de ir entrando en calor. Son tantas las actividades que implica, que en esos momentos el desempleo cae a cero, porque imposible permanecer ajeno y no conseguir aunque sea una changuita para repartir listas. Las empresas consultoras viven haciendo encuestas -y hay como 4 ó 5 empresas grandes que se pasan molestando gente por teléfono para preguntar cosas tales como "si las elecciones fueran el próximo domingo, ¿a quién votaría usted?" cosa que si ocurre en febrero cuando las internas son en junio, puede sonar a broma, y supongo que la encuesta da como resultado que la mayoría votaría a la madre del encuestador. Luego presentan los resultados con unas gráficas preciosas en la TV, en sus páginas web y en la prensa escrita, o las explican verbalmente en la radio.

Otros que se hacen la América durante la campaña son las agencias publicitarias. Asesores de imagen, ideas-fuerza, jingles pegadizos, afiches, folletos y cartelería, spots radiales y televisivos, publicidad en diarios, revistas y semanarios... Eso sí, la creatividad no suele abundar, y una mira la tele y no sabe si tomar leche Conaprole, cargar la garrafa en Riogas, comerse un pancho de Schnek o votar al Dr. Fulano, ya que todos los spots son idénticos.

Hay que reconocer que cada tanto, las agencias de publicidad logran éxitos que pegan en la gente y una se sorprende a sí misma tarareando el jingle de ese candidato que no votaría bajo ningún concepto. Incluso algunos perduran en el tiempo, y así pasen décadas, algunas personas recuerdan la cancioncita del candidato Mengano o del Partido Turquesa.

Los partidos o candidatos más pudientes, llegan a contratar avionetas que llevan carteles con sus listas, y los menos pudientes, los tradicionales autos parlantes que recorren las calles anunciando los exquisitos ravioles de “La gema de Nápoles” y “Perengano Intendente, un candidato decente que vota toda la gente”.

En los últimos tiempos, a los medios tradicionales de propaganda se han agregado la internet (una entra a revisar su correo en Hotmail y resulta que aparece la foto de Fulanito y una frase matadora) y los call-centers: ya no sólo invaden la radio, la TV, los espacios públicos, la prensa, el espacio aéreo, sino que ahora te llaman por teléfono o te mandan un mensaje de texto para convencerte de que votes tal lista.

Ahora bien, no hay campaña electoral sin club. Llegado el período pre-electoral, cuanto inmueble estuviera vacío cambia el cartel de “SE ALQUILA” por el de “ZUTANO, LISTA X”. El lugar es reacondicionado, pintado con los colores partidarios, decorado con banderas y gigantografías del candidato, y amueblado con mesas y sillas de plástico. No podrán faltar los altoparlantes que emitan a todo lo que da el jingle correspondiente. El club estará abierto la mayor parte del día, ocupado por personas que justamente carecían de ocupación hasta que se abrió el club, lo que puede sonar un poco confuso. Se repartirán listas, se realizarán charlas informativas, y cada tanto, si se tiene mucha suerte, se recibirá la visita de Zutano durante 3 minutos, en donde palmeará espaldas y besará niños, y será palmeado y besado a su vez, amén de que dirá unas frases encomiosas acerca de la labor imprescindible que hacen los “clubistas”.

Todas las listas de todos los partidos, además de clubes en inmuebles establecerá muebles, esto es, mesitas plegables en cuanta vereda, feria, plaza o parque haya en la ciudad, pueblo o villa. Las veredas, en particular, se vuelven intransitables, pero sumamente coloridas, y una termina batiendo el récord mundial de lentitud al recorrer 100 m en 35 minutos, y con los bolsillos llenos de listas de todos los partidos.

Ahora bien, los verdaderos protagonistas de la campaña son los candidatos, y no hay campaña electoral sin giras y actos partidarios. Las giras implican viajar kilómetros y kilómetros por día en auto, camioneta u ómnibus, lo cual provoca que se les borre hasta la raya del culo y es pésimo para la espalda y para la circulación; dar decenas de discursos por día, a voz en cuello y con estos fríos, lo que atenta contra las cuerdas vocales y contra la salud mental porque te garanto que si una no llega a soportar un discurso entero, imaginate lo que debe ser para el mismo tipo decir las mismas obviedades todo el día. Ser golpeado y besado por toda la gente en cada pueblo, porque como en algunos lugares no suele pasar nunca nada, el hecho de que llegue un candidato con su séquito, sus banderas y sus globos es todo un acontecimiento, entonces la gente no se lo quiere perder, y va, lo besa, lo abraza y le palmea la espalda, lo que al final del día hace que el pobre tipo tenga hematomas por todo el lomo, y haya recibido todas las cepas habidas de virus y bacterias junto con los besos de la gente. Evidentemente durante las giras comen cualquier cosa, en particular asado y guiso de capón, que a primera leída puede parecer el paraíso pero al tercer chinchulín te vienen ganas de ahorcarte con la piolita de los chorizos.

Por agotados, estresados, desgastados y podridos que estén, los candidatos deben aparecer ante los presuntos votantes y las cámaras con una perenne sonrisa de azafata, excepto cuando hacen referencia a los candidatos opositores: ahí sí se admite el ceño fruncido y la voz airada, aunque internamente esté compadeciendo al otro porque sabe que está en la misma, y porque después en el Parlamento se juntan para chusmear y tomarse una juntos.

La presencia de los candidatos en la TV, la radio, la prensa y la internet se hace permanente, al punto que una sospecha que en el resto del mundo no pasa más nada: ya no hay terremotos, ni atentados terroristas, ni se muere ningún personaje célebre, ni se elige Miss Universo, ni se hacen festivales de cine, ni se descubre una nueva vacuna, ni ningún meteorito osa impactar contra un planeta. Sólo se trata de declaraciones, discursos, provocaciones, bravuconadas, furcios y sonrisas de los candidatos y sus secuaces, que también compiten por sus cargos al senado o a la diputación.

Y luego, están los programas periodísticos que entrevistan candidatos, analizan sus propuestas, presentan encuestas, opinan, discuten, muestran la hilacha...

Ah... ahora que digo “hilacha”, los otros que están en zafra son los sastres y los comercios que venden ropa masculina, y aclaro lo del sexo porque hay bastante menos mujeres que hombres en cuestión de candidaturas, y éstas no hacen competencias de corbatas, o ahora que se nos dio por el aire popular, de remeras, que algunos se creen que los votantes hace rato nos dimos cuenta que el hábito no hace al monje, y que se pongan lo que se pongan, ya no nos ocultan más nada.

Las únicas personas que la pasan mal durante los largos meses de la campaña electoral son los humoristas: por más que se esfuercen, saben que los mejores chistes los hacen los candidatos.

Por eso no escribo ni una línea más; los que habitualmente leen mis crónicas para reírse un rato, en este momento están mirando el debate entre el Dr. Fulano y el Dr. Mengano, que es muchísimo más divertido que cualquier cosa que yo pueda llegar a escribir, por más que me estruje la neurona.
...

38 comentarios:

Santi el de Los Divagues dijo...

Sí señores.
Acá estoy. Primero carajo!!!
Ahora voy a leer.

Santi el de Los Divagues dijo...

Bué, lo leí.
No sé. Me dejó como un regusto amargo esta crónica. Porque se nota como que esto de la campaña te tiene podrida. No sé por qué. Tendría que llenarte de orgullo cívico. Pero se nota que no te hace ni gracia. ¿Dónde está tu compromiso con la Democracia? ¿Adónde vamos a parar si nos burlamos así de nuestra ilustre clase política?
¿Y el respeto a los ancianos? ¿Dónde queda? Hay que ver el sacrificio que hace esta gente a pesar de su avanzada edad. El pobre Cuqui esgrimiendo una motosierra, él, que lo más pesado que levanta habitualmente es un vaso de whisky. Y el pobre Pepe, al que el traje seguro le pesa más que la motosierra al Cuqui. Y el pobrecito Pedro, que no es viejo, pero tiene que soportar el peso del apellido. Y el pobre Guapo, aguantar el peso de tener que aguantarse y no fajar a la mujer y aguantar que el Cuqui lo babosee.
Y Danilo, llevando la carga del terror ante la próxima animalada del Pepe. No valorás Andrea, no valorás la entrega de esta gente
a la causa de la democracia. Con gente como vos, seguro vuelven los militares. Menos mal que el pueblo uruguayo no piensa como vos.
Piensa peor...
Está más de bolas llenas todavía.

andal13 dijo...

Santi: ¡Felicitaciones! Por ser el primero en comentar, te ganaste un estuche plástico para mantener la credencial cívica en buen estado.
Tenés razón en todos los conceptos que vertís, pero pasa que yo soy monárquica, o anárquica, ahora no me acuerdo bien cuál es la diferencia, si es que la hay.

(Lo del Guapo siendo botijeado por el Cuqui está entre las mejores cosas de esta campañas, sindudamente!)

Fernando Terreno dijo...

Quisiera aprovechar esta ocasión tan amable que se me presenta para emitir mi voto: Yo también VOTO POR LA MADRE DEL ENCUESTADOR y eventualmente por su hija y su abuela. Ya lo dice el refrán: "encuestadora la madre, encuestadora la hija, encuestadora la manta que las cobija..."

Ahora, no jodan ustedes con esas cosas. ¿Qué carajo vamos a hacer entonces nosotros que nos la pasamos dicendo que ustedes son un pueblo con mucha cultura política?
Es al pedo, no se puede creer en nada, y sin embargo ES DE LO MEJOR QUE TENEMOS.

Un abrazo
Fernando

andal13 dijo...

Fernando: lástima que al final terminás figurando en ese porcentaje borroso de "no sabe/no contesta"!
Seguro que es buenísimo el juego democrático; y más allá de las "sutiles ironías", me encanta.

Martín dijo...

Me hiciste recordar que en Reporte Descomunal cada tanto dicen q los políticos les roban los chistes, jaja.

La verdad es que la campaña se hace eterna, y uno está medio podrido. Además, no se dice nada interesante, son sólo frases grandilocuentes, pero ideas reales, cero.

Lo que le faltó a tu post fueron nombres... ;)

Beso.

andal13 dijo...

Martín: ¡Ni loca doy nombres, mirá si me ofrecen algún cargo!!!
Es cierto lo que dicen Leo e Ignacio: ¿qué humorista puede superar al loco de la motosierra, por ejemplo?

the prettiest mess dijo...

Otro de los medios de promoción callejera son las bicicletas con carteles de tal o cual candidato.
Las han visto?
Son un poema.
Similares a los camiones de propaganda pero mas environmentally friendly.
Los mismos muchachos que venden lata al lado de mi casa se ven por 18 de julio pedaleando y apoyando al mismo tiempo el deporte, la vida sana y un candidato con ideas y criterio requechados.
Yo integré mesa en las internas y fue toda una experiencia. La movida de los delegados era tan extraña como interesante.
Estaban las chicas blancas de universidades privadas, con sus botas fuera del pantalón, sus abrigos de Zara y algún kilo de más, l@s hippies comunistas de la facultad de humanidades y psicología, delgadit@s, de babuchas y con matera, y algún otro personaje clásico para los colorados.
En mi mesa votó Abdala. Los del frente gritaron "Cuidado! Ahí viene un muerto!" cuando entró.
Fue gracioso. Lo demás, ab-so-lu-ta-men-te to-do lo demás no lo fue tanto.

the prettiest mess dijo...

AH!!!! Y lo del Cuqui dando "cookies" en los clubes el día de las elecciones!!!????
Muuuy fuerte!!!!
Antes daban asado, ahora te encajan una oreo.

andal13 dijo...

The prettiest...: ¡Ah, cómo me perdí al Qki dando las mismas!!!! ¿De verdad son Oreo??? ¡Se puso con todo!
Integrar una mesa es casi una experiencia mística; jamás me tocó un "famoso" (ni vivo ni muerto), pero sí una vez un viejito que nos regaló un precioso charco de orina... Más que voto cantado, voto meado!

MARPLE dijo...

Hola Andrea:
como no he actualizado mi blog desde hace mucho,opino con nombre.

Este post está buenísimo!!!
A mi encantan los años electorales
y estoy deseando que llegue la primavera para que la fiesta llegue a su esplendor.
No sólo me divierto de lo lindo mirando los políticos por TV, sino que hago de politóloga todo el año.
Me gustaría ser una especie de Constanza Moreira desde que se volvió "cancherita" ( al principio no era así.)
Te olvidaste de los muros, o yo leí apurada.
Los muros de mi ciudad están prolijamente pintados de propaganda política. El vecino que "da" su muro pertenece al partido que lo pinta, (¿a cambio de nada?...AAAHHh, un tema que no se le ha ocurrido a los valientes periodistas televisivos del año electoral. )
Otros son los muros virtuales del Facebook.He leído en ellos cosas graciosímas , creo que es una guerra bastante ingeniosa, y me saco el sombrero ante los que dan la cara...foto, curriculum y todo eso.

Te agradezco la alegría que me has brindado porque me he pasado la tarde mirando en you tube los cortos publicitarios de otros años y los comentarios de la gente.

En suma, ando un poco atrasada, pero intento ponerme al día, ya que del yogur no dije nada. Me acuerdo de una amiga que decía: "este año no me puedo ir de vacaciones porque no tengo con quien dejar la yoka":)

un beso

SUSANA dijo...

Ay, Andre! ¿Qué puede decirte esta sobreviviente de las últimas elecciones en Argentina? Ya no quedan gotitas para el dolor de estómago en mi casa! Sobredosis de campaña electoral, empacho de políticos...y como si fuera poco tuvimos a Tinelli y la Casa del Gran Cuñado. No había agujero donde esconderse!

Pasame el hilo de los chorizos!

Raúl dijo...

A mí lo que me resulta tremendo, es que -al otro día de la elección, cuando el triunfante recién empieza a festeja y el perdedor todavía se está martillando los testículos- los periodistas empiezan a elucubrar quién será el candidato dentro de cinco años (de hecho atomizan a cuanto tipo se les ocurra con la pregunta, sólo para que les repitan siempre: "estos no son tiempos de candidaturas")

andal13 dijo...

Marple: ah, hace días que no asomabas el moño... pero no sé si porque andabas de pegatina o porque le estabas cuidando la yoka a la vecina!
Se me pasó por completo lo de las pintadas y las pegatinas y los pasacalles y... Supongo que el olvido se debió a que eso es permanente y no "estacional" como los spots televisivos y las encuestas, y no a que ya tengo lagunas del tamaño del Pacífico!

Susana: ya te envié la encomienda con el hilo que pediste; entiendo que para ustedes es peor, porque tienen la campaña real y la ficticia, aunque todavía no entendí cuál es cuál... Me da la impresión que la gente votó al De Narváez del programa de Tinelli!

Raúl: ah, viste que nunca es tiempo de candidaturas? No sé cómo hacen para elegir los candidatos si nunca es tiempo...

Nico Bari dijo...

Estas ultimas internas me tocó vivir rodeado de no menos de cuatro clubes políticos ubicados a una distancia no mayor de una cuadra y media...

Puedo efectivamente decir que estuve a días de salir armado a lo terminator y acabar con parlantes, omnibus, papeletas, cartelería...

Una situaciòn realmente insoportable...

Saludos!

andal13 dijo...

Nico: ah, las delicias de vivir en lugares céntricos o muy transitados...
Aprontate para octubre, porque en junio la cosa no da para tanto por el frío, pero con la primavera florecerán los altoparlantes con jingles a todo lo que da, a toda hora!

Camarandante dijo...

Juaaaaa!!!


Me tirás abajo mi concepto, bien formado, de la Suiza de América!!!!

En realidad, humorista, es "preferible ríer que llorar" no?
Pero, venite pa l´argentina si queres pasarla palorrrrto!!!

Otra que carnaval!! esto es mas que joda°! hasta "candidatos testimoniales" tuvimos!!!

y ahora que los K perdieron, toooodos sus amigos, compañeros de listas y demas chupamedias, LOS KRITICAAAAN!!

Es pa cagarse de risa!! Viva el candombe carajo!!

Besios ANdyy!!!

FLACA dijo...

jajajaja....(palmada en la nuca)..."andás clarita, botija".

Proyecto Maria Castaña dijo...

Yo creo que siempre provocas la risa, te lo propongas o no. Lo de los candidatos es patético. Aquí en Argentina, más que altoparlantes les encanta el cartel con mucho engrudo. Pegatinas en todas las paredes y postes disponibles. Los carteles están también en el aire -no volando de avionetas- sino en multitud de pasacalles que tienen las sonrisas "más frescas" de nuestros candidatos meciéndose al viento.
Sobre el tema del género de los mencionados candidatos, como aquí por ley el tercio debe ser mujer, también se hacen la zafra los diseñadores de moda confeccionando costosos trajecitos combinados para nuestras mujeres con vocación de servicio.

La impuntual... dijo...

Es muy cierto esto q comentás sobre las compañas electorales q duran todo el año (tuve un novio durante 8 años y medio cuyo padre fue candidato a Intendente y luego a diputado, por lo tanto en aquella casa todo era política every day!)
Sin dudas q las campañas electorales son un buen currito para buena parte de la población y está bueno (de cierta manera) ya que... a alguien más tiene q beneficar la política, no?
Q razón tenés en esto de que una puede llegar a querer morir al descubrirse tarareando el single de algún candidato q no votaría nunca.
Morí de risa con el tema de querer ahorcarse con la piolita de los chorizos, já, já!
Muy bueno tu post, tal cual nos tenés acostumbrados.
Saluditos estimada Andal

La impuntual... dijo...

Ahora q leo otros comentarios... me parecieron geniales las acotaciones "del Santi" já, já! cuánta razón!!!

andal13 dijo...

Camarandante: ¡Pero si es una maravilla la campaña electoral! ¡Venite en octubre, y vas a ver que lo pasás espectacular! Otra que el Carnaval de Río... (sólo que con más ropa)

Flaca: ¿Vos creés? ¿Me pondrán en alguna lista para que pueda tener un carguito de esos que dan un sueldito de 100.000 $?

María Castaña: ¡Es que me olvidé de las pegatinas! De eso se tratará mi próxima crónica (se ve que el engrudo me pegoteó las neuronas...)

La impuntual: ¿Ocho años de novia con el hijo de un político y no sos por lo menos diputada????? ¡Ah, no, nena, andá a reclamar!!!

Peter Parker dijo...

El que quiere celeste que le cueste.
Si querés ser presidente y ganar una jubilación vitalicia, tenés que dejarte golpear la espalda y que te llenen de baba toda la cara, los viejos, los niños y los pichis. Todo es parte del ritual.

Pero como yo voto en Nueva York, me importa un rábano.

Saludos.

dejamuchacho dijo...

Muy bueno Andrea como siempre!!!!

Imaginate como sera para nosotros los que no podemos votar!!!
Vemos todo, escuchamos y despues...
nada.

P.E.P.E. ® dijo...

Las promesas politicas son lo que papa noel para los niños...
(y año tras año, siglo tras siglo las seguimos creyendo...)
eso es lo extraño.

a los 6 años, un vecino me dijo que papa noel no existia.
nunca le crei...

:( snif.
ya me dio pena.

Corto Maltes dijo...

Ya ves Andrea que estoy por aquí a pesar de mi disco duro jeje.
Fenomeno el post y como no podia ser de otra manera muy ilustrativo y deprimentemente divertido. Lo que no entiendo es como puede ser que ya te tengan podrida con la campaña si en realidad recien se larga cn todo. No quiero saber como te vas a sentir a mediados de octubre. Por eso lo mejor es mantener la Tv apagada, escuchar discos cmpactos para no prender la radio y ver mucho cine y leer muchos libros. Al final, cuando llegue el momento de meter el voto en el sobresito, seguramente como yo, por descarte, terminas metiendo el menos malo.

La impuntual... dijo...

Ahora ya está! solo me queda ir a llorar al cuartito oscuro!!! já, já!

P.d.: lo peor es que el señor afirmativamente fue(porque falleció)diputado por el partido de los tres colores!!! Ufffffffff!!! q pifiada la mia!!!
já, já!

andal13 dijo...

Peter: lo voy a pensar. Dicho así, no parece tan malo lo de los besos y los hematomas en la espalda...
¿Votás en Nueva York esquina qué? ¡Jijiji!

Dejamuchacho: ah, eso es terrible! Acelerá los trámites de la ciudadanía, así podrás votar y despotricar tranquilamente como hacemos nosotros!

Pepe: Papá Noel no existe; los políticos sí. Es cuestión de tener fe, nomás...

Corto: ¡Apareciste! Temí que se te hubiera apagado la espada.
Ah, sí me tiene un poco podrida pero me encantan los años electorales, porque me divierto como loca y me encanta votar. No voto por descarte, aunque este año votaré al candidato que eligió la mayoría (yo voté a Marcos en las internas, sabiendo que era simbólico mi voto, pero convencida de que era la mejor de las opciones).

La impuntual: lo pensé mejor. Ocho años de noviazgo con quien sea merecen al menos un Ministerio.

Peter Parker dijo...

Voto en el cuarto oscuro del hotel Oriente.

Germán dijo...

Pero che, resulta que te leí completita completita toda la perorata de campaña y lo terminé asociando con el último posteo de la Flaca. Por lo del circo, digo... Porque la verdad es que deberíamos salirnos de la vaina por elegir de nuevo, pero es tanto el circo que rodea las votaciones que mamma mía.
Acá hay un programa de TV (de pretendido humor) que le mencionaba una propuesta de campaña a un candidato de derecha, pero engañándolo porque era en realidad una propuesta de la izquierda, y viceversa. Todos los candidatos consultados (y engañados) explicaban perfectamente y con gran solvencia la propuesta... de otro partido!
Así son las cosas, ojalá haya cada vez más política, discusión y debate. Que acá en la Argentina no sobra eso, y sí extorsión sectorial.
Un beso.

andal13 dijo...

Peter: ¡Jijiji, lo sospeché desde un principio! De las pocas comisiones receptoras de votos que dejan entrar de a dos...


Germán: lo que contás de explicar la propuesta del ¿oponente? es muuuy jodido... pero supongo que acá pasaría igual, sólo que aún ningún programa de TV se ha animado (difícil que se animen a algo, igual).
Comparto contigo eso de que ojalá hubiera más debate (y menos fuego cruzado).

juan pascualero dijo...

Puede ser que el debate de los doctores sea divertido pero son mentiras. Me quedo con tu artículo (viste que digo "artículo" y no post) que además de divertido es verdadero. Gracias.-

juan pascualero dijo...

Puede ser que el debate de los doctores sea divertido pero son mentiras. Me quedo con tu artículo (viste que digo "artículo" y no post) que además de divertido es verdadero. Gracias.-

andal13 dijo...

Juan: ah, pero hablamos de distintos debates, me parece. Me refiero al intercambio de ideas serio (ese que no se da), y no el intercambio de chascarrillos o el mutuo enchastre (que se da medio seguido).

ro dijo...

Puff...puf...por fin llego, corriendo antes de que me cambies el post! Bueno, me he reído, especialmente de la pobre madre del encuestador. Ùltimamente, ando tan por fuera del mundo o más bien en la cueva que no escucho la radio ni veo la tele más que los lunes y viernes de mañana. Eso es altamente recomendable porque tengo como una síntesis y no un desarrollo de nuestra estiradísima campaña. Y aún así, no tengo deseo alguno de saber más. ¿Estamos todos podridos de esto, no? ¿Cómo hacer para ponerle pasión a algo como la democracia, la participación popular, cuando estamos tan descreídos? Ta bravo...Quisiera un poco de pasión electoralera, o sindical o algo, pero ando con ese hemisferio obturado por años de paspe...
Bueno, corazón, muy bueno el post. Supercompartido por mi veta paspárquica...¿REparten listas portadoras de ilusión? Yo quiero una

andal13 dijo...

Ro: uy, casi llegaste con el cierre de la comisión receptora de votos...!
Pah, qué fuerte lo que decís, pero qué tristemente cierto... Los que sufrimos la dictadura, tendríamos que estar disfrutando de la fiesta democrática, pero nos han desinflado tanto el globo, que ya nos provoca más hastío que entusiasmo.

Anónimo dijo...

Tu blog es buenísimo! Lo encontré de casualidad y me reí mucho leyéndolo. Ojalá más gente en Uruguay tuviera tanta claridad de pensamiento. Parece que a muchos les injertaron unos lentes rosas que les impide ver la realidad desde siempre!

andal13 dijo...

Anónimo:
¡Muchas gracias!