sábado, 18 de abril de 2009

Donde habita el olvido*

Del viaje al “Lejano Oeste”[1] que en febrero pasado emprendimos con mi amiga Laura a bordo del “rojito” (tal el nombre del vehículo de su propiedad), había quedado pendiente la incursión por la Estancia y Capilla de Narbona.
Ubiquémonos en el Departamento de Colonia, sobre la ruta 21, casi en el km 263, a orillas del arroyo de las Víboras, cerquita de su desembocadura en el Río de la Plata; en una altura, a la cual se accede por un caminito de tierra colorada, se ubica un Monumento Histórico Nacional: el casco de la estancia y la capilla de Juan de Narbona.
Juan de Narbona fue un zaragozano que allá a comienzos del siglo XVIII decidió que España le quedaba chica o ya estaba muy vista, y se vino al Río de la Plata. Se radicó en Buenos Aires, y allí se dedicó a negocios varios, entre ellos la construcción, la importación de bienes, la explotación de yacimientos, el préstamo de dinero, el tráfico de esclavos y cuanta actividad rentable encontró o inventó. Un buen día notó que al otro lado del Río de la Plata también había tierras –prácticamente inexplotadas- y decidió cruzar el charco. Fue entonces que allá por 1732 comenzó la construcción de la casa y su correspondiente capilla.
La Banda Oriental por ese entonces estaba habitada por unos cuantos aborígenes, unos pocos españoles –Santo Domingo de Soriano se había fundado en 1624, Colonia del Sacramento en 1680 y Montevideo hacía un ratito, en 1726-, algunos piratas que recalaban cada dos por tres y muchísimas cabezas de ganado (más sus respectivos cuellos, troncos, patas y cola, según parece). Como había mucha vaca y poca barraca, las viviendas de la época se hacían mayoritariamente de cuero, y no es que esté diciendo cualquier bolazo: para los techos y las puertas se utilizaba el cuero curtido a la usanza de los indígenas, es decir, utilizando “curtiembre” natural, enterrando los cueros un tiempo, y apaleándolos luego de salido el pelo. Es por eso que el casco de estancia y la capilla de Juan de Narbona, hechos con ladrillos, tejas, madera y rejas de hierro, constituyeron un exotismo. En la construcción intervinieron numerosos esclavos, claro está, y se trabajó con materiales extraídos de las caleras propiedad del mismo Narbona; probablemente, la herrería, la carpintería y los muebles fueran traídos desde Buenos Aires, o desde Europa.
Es así que este espléndido casco de estancia y su capilla, únicos en su época, y bellos desde siempre –los colores de sus gruesas paredes, las tejas “musleras” (llamadas así porque los esclavos las moldeaban sobre sus muslos), sus ornamentadas rejas, ubicados en un entorno espectacular, más allá de consideraciones morales acerca de la conquista española o las actividades pecuniarias de Don Narbona, constituyen parte de nuestra historia. Y como ocurre tantas veces en nuestro país, lo que queda de la estancia y de la capilla, constituyen parte de nuestro olvido.
Las construcciones están prácticamente en ruinas; una señora, Doña María, nacida y criada allí en la estancia, a quien se le asigna un magro presupuesto mensual, es la encargada de pelear diariamente contra las hormigas, la humedad, los yuyos invasores, el saqueo… Ella misma es quien guía a los visitantes, y cuenta las anécdotas heredadas de su madre, quien también vivió en la estancia. ¿Qué pasará cuando esta mujer no pueda ya cortar el pasto o combatir las hormigas, porque la enfermedad o los años o el hartazgo la agobien? ¿La Intendencia Municipal de Colonia, o el Ministerio de Educación y Cultura, o el organismo que corresponda, están esperando que ya no queden ni las ruinas para intervenir y poner un cartel que diga “Aquí estuvo emplazado el primer edificio construido con ladrillos y tejas de este país…”?
Soy consciente que este es un blog de humor –o al menos, eso pretendo- y que este texto no logra, pese a mis esfuerzos, ni siquiera esbozar una mueca parecida a una sonrisa, pero no quería dejar pasar la ocasión de denunciar el deterioro de MI patrimonio histórico y cultural, y la sensación de angustia e impotencia que ello me provoca.
Y al que no le guste, ajo y agua.

Agradezco la colaboración involuntaria de Luis Morquio Blanco y su obra “La estancia de Dn. Juan de Narbona” (Uruguay, 1990, edición del autor).






*Título de una canción de Joaquín Sabina, en donde se hace referencia al poema de Luis Cernuda “Donde habite el olvido”
[1] Ver los capítulos denominados “Cómo hacer turismo en Uruguay y no morir en el intento” en este mismo blog

48 comentarios:

FLACA dijo...

¡Opa!...llegué primera hoy. Qué imponentes las fotos!...Ahora voy a leer.Felíz sábado.

FLACA dijo...

No estará cómico este post, pero qué interesante. No sabía absolutamente nada de todo eso. Me voy de aquí con el mismo sentimiento de impotencia viendo que eso se está cayendo a pedazos. En concordancia con el título, excelentemete escogido para esas imágenes, también me voy con una especie de melancolía; es triste ese abandono.En Uruguay las cosas siempre son así.
Casi siempre lo triste también es bello. Y esas fotos son una hermosura.

media luna dijo...

Hola Andrea: En realidad he de ser sincera y decir que hoy no venía a echarme unas risas sino a saludarte. Pasaba cerca y no quise dejar pasar la ocasión. Y aunque como bien dices no es posible esbozar ni una mueca ante semejante abandono, siempre es momento de denunciar lo mal que se gestiona el dinero público. Quizá quieran acabar con todo recuerdo que tenga que ver con lo español.
Sea como sea, como dice la Flaca, las fotografias son una belleza.
Un saludo cálido.

Proyecto María Castaña dijo...

¡Hermosas fotos, mi futura guía Michelin del Uruguay! (de tu país solo conozco el aeropuerto). Sobre la conservación del patrimonio cultural, en nuestro país pasa lo mismo. Yo vivo en una zona donde el general San Martín vivió varios años como agricultor y gobernador (aquí preparó el cruce de los Andes). Las casas donde vivió se sostienen a duras penas y son "mantenidas" por escasas personas que no tienen idea de cómo se conserva este tipo de reliquia histórica. Es admirable, por supuesto, su buena voluntad.
Cambiando de tema, sobre el humor, a pesar de que pensás que este texto no lo tiene, releé los primeros párrafos sobre Narbona y es muy gracioso como describís sus decisiones y actividades, casi cervantino (te hablo del Quijote delirante que poca gente conoce porque no leyó el libro completo).

Un beso y ya estoy imprimiendo tus crónicas y fotos para cuando visite tu país.

Bea dijo...

Excelente, como siempre.
Lo que puedo rescatar de todo ésto, aunque hay que rescatar y mucho, es que a mi edad, no he perdido la capacidad de asombro.

Felicitaciones por el relato ( en donde me enteré de cosas que desconocía), y por las estupendas fotos.
Bss

Fernando Terreno dijo...

Pasé varias veces cerca y no llegué nunca hasta lo de Narbona.
La próxima vez no me lo pierdo.
¿Había un molino para molienda de trigo allí?
Muy lindas las fotos y el relato, a pesar de tu pesar. ¡Quién te dice no sea un comienzo en la tarea de recuperar el lugar! Para lo cual hacen falta más que ideas, el trabajo de los vecinos. ¿Pertenece a Carmelo?
Tabaré iba de vacaciones y de pesca por ahí cerquita (hace bastante, cuando era intendente de M) y quién te dice antes de irse no destina unos pesos a esos trabajos.
Un abrazo.
Fernando

FLACA dijo...

No te dije que una de las cosas que impacta de las fotos es ese color "asepiado" (valga el neologismo).¿Será el color del olvido?

andal13 dijo...

Flaca:No te preocupes, yo tampoco sabía nada hasta que comencé a armar el viaje al Lejano Oeste. Se promociona mucho pero no se hace nada por arrancar ni un yuyo.
El título casi que se puso solo, no se me ocurrió otra cosa cuando estuve allí...
El color es el original, no retoqué las fotos, así que probablemente el sepia sea el color del olvido...


Media Luna:Vos vivís en un país en donde el patrimonio cultural e histórico se respeta; es más, se venera. Acá no es así, y no se debe a motivos ideológicos, sino a la mera desidia.
Ávila tiene su muralla enterita (tuve el placer de recorrerla); aquí se desarmó la muralla de Montevideo en haras del "progreso".
Gracias por volver.


María Castaña:Es verdad, en Argentina sufren de la misma enfermedad; estuve en Mendoza hace un año, y realicé un circuito "sanmartiniano" guiado por una historiadora; fue interesantísimo, la mujer nos hizo "ver" los lugares, pero en el predio donde estaba la casa del General ahora hay un taller mecánico o algo por el estilo...


Bea:Tenés razón, una no termina de asombrarse... para mal, lamentablemente.
Gracias por los elogios.


Fernando:Tabaré sigue pasando sus vacaciones por ahí cerca (la residencia presidencial en la Estancia Anchorena también está en Colonia), y no sé si él tiene idea de esto.
No te sé decir si hubo molinos por allí, pero seguramente sí (Narbona no habrá perdido la ocasión de tener trigales, molinos y panadería, si eso le daba algún beneficio!)

juan pascualero dijo...

El tema resulta genial pero es por tu enfoque (o sea por tí)te felicito y me felicito a mí por disfrutarte.

Camarandante dijo...

Hola Andrea!! si que hay humor, y mucho, en tu relato. Eso no quita que la denuncia sea seria y nuy realista. Es una tristeza ver tanto abandono en estos predios, por donde podemos marcar hitos de la historia.

Muy bueno el post, tema que da para mucho.

Por otro lado las fotos, me gustan mucho. Está bueno como compones la imagen, fotos a travez de puertas y eso..

Bueno muchos saludos!!

andal13 dijo...

Juan Pascualero:Gracias por las felicitaciones; no deja de ser algo positivo que te haya gustado la crónica más allá de que aborde un tema jodido.


Camarandante:Uy, me sonrojo... Que vos digas que te gustan las fotos, me hace quedarme agrandada como alpargata 'e bichicome!!!

(Traducción: bichicome = croto)

Corto Maltes dijo...

Voy a tener que repetir pero no hay mas remedio. Que buenas fotos y que lindo lugar. Lamentablemente no se a cuidado nada de lo que tenemos porque en realidad no cuidamos nada de nada. Tendremos que ser exagerada e igenuamente optimistas para esperar que las cosas cambien.

Bea dijo...

Con tu permiso....

Para Corto Maltés.
Yo tengo fé ( y no soy Palito Ortega).
Sí, tengo fé, porque es lo último que se pierde, porque los que tienen que hacer lo que deben (tengo fé), que algún día lo harán.
Espero y deseo que no sea demasiado tarde.

andal13 dijo...

Corto:Uy, sí, muuuy optimistas... ¿No podrás vos, como Caballero Jedi, hacer algo?
Gracias por elogiar las fotos.


Bea:Admiro tu fe (y te la envidio un poco...) Ojalá que tengas razón, y yo me equivoque, y tenga que hacerme una bufanda con mi propia lengua.

La impuntual... dijo...

Ayer viernes a eso de las 18 y 30 llegamos con una colega, dos (santas)madres y 35 angelitos de la Colonia de Vacaciones de Piriápolis.
El tema es que por allá sucede lo mismo... hay muchos edificios antiguos que se caen a pedazos o que han dejado que los vandalos hagan de ellos lo que les plazca. El gobierno no se hace cargo de la restauración de estos tesoros patrimoniales, pero nosotros tampoco lo exigimos.

Un beso querida Andal

andal13 dijo...

La impuntual:Sí, sí, no sólo en Narbona pasa esto, es una "plaga" nacional... sólo que en este caso particular, se me ocurre que es grave, porque se trata de el primer edificio "de verdad" del país, te lo promocionan pila en todos lados, y cuando llegás, te parte el alma ver el abandono, y a esa pobre mujer que se desvive por ganarle la batalla al olvido...

Besos para vos y para las blancas palomitas!

Martín dijo...

Una vez más: disfruto de tus relatos, de tus impresiones y detalles, más de lo que disfrutaría de los lugares en sí.

Y sí, sé que es raro, pero yo lo tomaría como un halago. :D

(me voy, que tengo que escribir una crítica de cine)

Corto Maltes dijo...

Bea, no me malinterpretes, yo no digo que hay que perder la esperanza, solo que es una carga muy difícil de llevar. Además sinceramente, no creo que esas cosas dependan solo de los gobiernos estatales y departamentales, más bien depende de cada uno de nosotros, como es el caso de la basura en las calles (por dar un ejemplo). ¿Hay peor deterioro del patrimonio que dejar las calles por donde circulamos a diario tapadas de basura?

Santiago dijo...

Hola Andrea:
No te comenté antes porque no sabía como hacerlo. Y porque tenía mucho laburo. No sabía como hacerlo porque es la primera vez que veo que te cuesta mantener el tono humorístico en un artículo. Siempre sos ácida, pero esta vez fuiste amarga. Y con razón, porque está bien cagarse de risa de todo pero hay cosas que te parten al medio. Y esta es un de ellas. He visto cosas parecidas en varios lados, sin ir más lejos en nuestra ciudad vieja, o en cualquier barrio, (remember Medio Mundo, remember Reus al sur) No digo que en el caso de Narbona sea eso, pero en algunos casos sí hay una parte de motivación ideológica como supone Media Luna. En Medio Mundo y Reus una cabeza racista y clasista provocó sus destrucciones. En el caso de la casa del general Galarza en Villa Soriano, mucho más destruída que la de Narbona, casi desaparecida, el predio tuvo la mala suerte de haber pertenecido a un general colorado en un departamento con intendencias blancas.

Tus fotos como siempre, excelentes. Por otro lado, cierto esteticismo romántico me hace disfrutar un poco el deterioro. A veces no sé si quiero que restauren las cosas, me alcanzaría con que no las dejen romperse más.
Un abrazo

andal13 dijo...

Martín:¡Claro que es un halago! Y es cierto, uno puede disfrutar de la lectura tranquilamente en su casa, sin necesidad de "correr" la aventura.
A mí me gustan las dos cosas.
;-)


Corto:No podría estar más de acuerdo contigo. Y además, con un plus de tener más dudas que fe.


Santiago:No te preocupes, no es obligatorio venir y dejar un comentario (¿o sí?) Comparto en que hay motivos ideológicos en los casos que mencionás (la destrucción del Mediomundo es casi un emblema del clasismo, el racismo y el desprecio por las culturas de los otros) pero en el caso de Narbona no hay ningún sentimiento anti-españolista (¿Cuándo lo hubo? Si padecemos la maldición de Malinche que da gusto...)
Y ni que hablar que hay una atrayente belleza en la decadencia...

HUGO dijo...

Tengo que felicitarte por las fotos...ahhhh me trasladan a otro tiempo.

andal13 dijo...

Hugo:¡Gracias!
Pero volvé a este tiempo, no sea cosa que tengas problemas en el laburo.

;-)

dejamuchacho dijo...

tarde y con culpa por haber faltado en posts anteriores, aca estoy.
Mas alla de del humor, muy bueno lo tuyo como siempre!!!!
Sin excusar el abndono oficial de las construcciones, yo me pregunto cuanto tendra que ver la Bodega Narbona con esto? Por ahi nada, pero...

andal13 dijo...

Dejamuchacho:No te excuses por la tardanza, la casa está abierta a toda hora!

La Bodega Narbona (y hotel y demás instalaciones) está por allí, pero que yo sepa, es un emprendimiento aparte, sólo que los viñedos fueron plantados en lo que era la estancia de Narbona. Supongo que el casco de la estancia no les corresponde, porque es patrimonio histórico.

dejamuchacho dijo...

Supongo que es como vos decis, pero si los de la bodega le pusieran un poco de onda, digo estan usando el nombre no?

andal13 dijo...

Dejamuchacho:Ah, sí, sin dudas! Bien que podrían poner un poquito de buena voluntad y arrimar unos pesitos...

Peter Parker dijo...

Perdón profesora por llegar tarde, ¿puedo pasar?.

Una de las cosas que me hacen enojar y mucho, es estar escribiendo un comentario -largo- y cuando ya estoy por terminar se cuelga la máquina... $&%#.
Eso me desmoraliza y no puedo volver a reescribirlo, por lo menos no en lo inmediato.

Ese fue el triste destino de mi comentario anterior, el cual nunca llegó a ver la luz. Tan triste como la historia de esta estancia condenada a convertirse en ruinas inrecuperables y que serán devoradas por la vegetación.

¿Patrimonio Nacional? ¿A quién carajo le importa un montón de ladrillos perdidos en el campo? ¿Qué tienen de trascendentes? Si no existieran sería lo mismo.

Estas palabras sirven para engordar mi enojo e indignación ante un episodio que se está dando actualmente en el barrio Sayago -donde vive nuestra anfitriona-.

Resulta ser que el ensanche del bulevar Batlle y Ordoñez no se puede terminar -a la altura del puente ferroviario- porque hay una casa que es "patrimonio" y no se puede tocar. Al parecer esta reliquia cultural fue la casa del primer guardabarreras de Sayago.

Así que mientras la primer estancia de nuestro terruño se hunde en el campo ante la indiferencia de las autoridades, en Montevideo no se puede terminar una obra vial por una casa de mierda. ¡Me calenté!

La terapia de Rafaela dijo...

Redescubriendo mi país, la verdad que tenés toda la razón en reclamar que cuiden el patrimonio. Si fuera aqui en españa, seguro ya cobrarían entrada, tendría una taberna y hasta contarían mil historias de Don Narbona...
bss

Bea dijo...

Con permiso:

Corto, no me mal interpretes a mi.Yo no pensé en las autoridades gubernamentales, ni departamentales.Solamente pensé en la gente que tiene mucho dinero y no hace nada.
Pero sí, tengo la esperanza depositada en los seres humanos...
entonces pienso, que algún día cambiarán.

Bea dijo...

Cuando puedas, pasá por mi blog.
Te dejé algo.
Besos mil

SUSANA dijo...

Estas líneas abrevan del mismo lugar que las otras, las del humor...y son muy bienvenidas Andre.

Me revuelven las tripas los funcionarios de gobierno, sobre los que descansa (duerme) la responsabilidad...y también la indiferencia de los pueblos.

Estoy con la Flaca, son fotos bellísimas de todas maneras.

Besazo Amiga!

andal13 dijo...

Peter:Si, podés pasar aunque llegues tarde (el curso es en modalidad semi-presencial).
Me parece buenísimo tu aporte, porque es cierto, a veces hacemos mucho aspaviento(¿Te acordás de la chimenea de Arana?) y otras, dejamos que caigan en el más ingrato de los olvidos...
Y no putees a la PC, que es patrimonio informático de la humanidad!!!


Rafaela:¡Claro que sí! Tuve la suerte de conocer varios lugares de España, en donde se valora muchísimo más la historia, y hasta las leyendas... Y no está mal cobrar una entrada, aunque sea "simbólica", para ayudar a mantener un lugar histórico, o vender llaveros o remeras alusivas.


Bea:No sé a qué le temo más, si al Corto armado con una espada láser o a vos armada con un piano!!!


Susana:Gracias por el mimo de tu comentario.
El problema está en los "funcionarios" que no "funcionan".

Corto Maltes dijo...

Andal, no tengas miedo que mi espada se rinde a la menor presencia de una dama con un piano. La musica es el arma mas poderosa.

fede_buho77 dijo...

PAIS DE MIERDA, BUROCRACIA DE MIERDA TODO MIERDA , FUNCIONARIOS PUTOS DE MIERDA QUE SIRVEN PUTO CAFE (SEGURO IMPORTADO) DE MIERDA CON UN SUELDO DE REYES MIENTRAS UNA POBRE VIEJA QUE SEGURO DEBE TENER MEJOR ONDA Y ACTITUD QUE ESTOS BUENOS Y GORDOS BUROCRATAS QUE QUIZA NI CONOCEN DE ESTE LUGAR PARA VARIAR SE CAGA DE HAMBRE Y VIGILA ORGULLOSA QUE LO QUE RESISTE DE LA HISTORIA NO SE CAIGA ... ASI ESTA EL URUGUAY AMIGOS (QUE OJERAS QUE TENES TRAVERSO) ... LA PATRIA TE LLAMA MUCHACHO, NO LA DEJES PASAR...

fede_buho77 dijo...

Aclaro ahora que se que no todos los funcionarios son iguales y bla bla bla pero asi me desahogaba, del resto del post bueno aprendi mas contigo de esto que con los profes de Nacional II del Ipa, las fotos increibles como siempre, espero que aguante el lugar para visitarlo con el enano algun dia...

El Tordo dijo...

Hola, no fui el primero y espero no ser el último, regresé a la civilización, estaba en el "monte" de caza y pesca en un lugar al que no llegan las señales de teléfono. Paso de los Novillos (Tacuarembó).
conozco la Narbona, pero la calidad de la fotos me impactó. Felicitaciones. Se que es mas lejos, pero tenés que venir a conocer el Arerunguá de J.G. Artigas "Lejano decierto del Norte". Las quebradas del Laureles y el valle del Lunarejo. No hay ningunas estancia a la que fotografiar.

andal13 dijo...

Corto:

¡Ah, el poder de las corcheas y las semifusas...!
;-)


Fede:Seguro que da para calentarse (y eso que no conociste a esta pobre veterana... te querés morir con las cosas que cuenta!)
Ojalá que puedas ir con Dante antes de que sea irremediable.


Tordo:Mirá que me gusta mucho perderme en el medio de la nada, y en ciertas ocasiones lo he hecho... pero como comenté en alguna entrada anterior, este país es muy difícil de recorrer si no tenés vehículo...
¿Dónde para el bondi que lleva al valle del Lunarejo?

Ro dijo...

No hay como usté cuando se pone seria, amiga mía, que la tengo abandonada... Me pareció muy bueno el post y me encantó esa verba cuestionadora en un estilo serio y justamente desencantado. Maravilla también lo que hizo usté con las fotos, que es el rescate que usté misma hizo para nosotros de ese lugar. Muchas gracias, y un besote

andal13 dijo...

Ro:¡Me tenés tan abandonada como la propia capilla de Narbona!!!

Gracias por hacerte un tiempito par desencantarte por estos pagos. Un abrazo bien apretadito.

El Tordo dijo...

si querés te contacto con un bondi que te lleva, la primera vez fui de esa forma, de lo contrario es realmente dificil.

andal13 dijo...

Tordo:¡Ah, qué bueno! Después pasame el dato. Por ahora no tengo tiempo ni para ir hasta la esquina, y aún tengo deudas pendientes con el Lejano Oeste, pero ni bien pueda rumbear pa'l norte, me encantaría ir al valle del Lunarejo.

Peter Parker dijo...

Me acuerdo de la "chimenea de Arana", que para lo único que sirvió fue para trancar la construcción de la Torre de las Comunicaciones.
Recuerdo que el Ejército la tuvo que seccionar y mover unos metros.

Yo voy todos los meses a ver esa hermosa chimenea, patrimonio de nuestra ciudad... supongo que Arana también.

¡Qué manera de hinchar las bolas y perder el tiempo en pelotudeces!

andal13 dijo...

Peter:Desde que aprendí a hacer parrillada (llevo un total de dos, con todo éxito), considero que la chimenea de mi parrillero también es patrimonio, y no permito que nadie la toque!!!

Peter Parker dijo...

Bueno la barra se anota para un asado patrimonial con veneración a la chimenea incluida... donde NO habita el olvido.

andal13 dijo...

Peter:¡Cómo no! ¡Podríamos organizarlo para el próximo día del patrimonio!

;-)

El Tata dijo...

¿Te das cuenta del porqué de mi silencio.? No tengo capacidad para contar las cosas que siento; solo puedo sentirlas. Pero te aseguro que te acompañé,al leerte;(me hubiera encantado poder hacerlo in situ,)y disfruté de cada momento de tu experiencia, como si fuera mía.En mi próxima reencarnación, voy a recorrer toda esa zona para disfrutarla como lo hiciste vos.

andal13 dijo...

Tata:Si supieras todo lo que decís con tu silencio... La emoción es palpable.
Y los amigos siempre van conmigo, a todas partes.

La terapia de Rafaela dijo...

Llevo días pensando en pasarme por aqui, estaba atareada. Pero voy a lo importante, se me quedó en el tintero encontrarme con vos y de verdad, me queda en mi cuenta pendiente. No voy a tardar tanto en volver a ver mi paisito (19 años) así que espero que nos encontremos. bss