viernes, 22 de agosto de 2008

Guía práctica para conocer Uruguay – Episodio XI Costumbres uruguayas, quinta parte: La Noche de la Nostalgia


Según me acabo de desasnar con el Diccionario de la Real Academia Española, nostalgia significa “tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida”. Es decir, que tiene una clara connotación negativa, lo cual es condición más que suficiente para que un uruguayo considere a la nostalgia merecedora de festejo. Sí, avispado lector, no me equivoqué: los uruguayos festejamos la nostalgia. Nos encanta recordar lo felices que fuimos en un pasado glorioso, mientras nos revolcamos en las angustias de un decadente presente.
Esta curiosa costumbre se originó allá por fines de los años 70, cuando en la radio (AM, por supuestísimo, la FM era casi un exotismo) había un programa muy exitoso que pasaba música vieja. El conductor (Pablo Lecueder) nos tenía enamoradas a todas las féminas... Cada vez que decía “¿...a dónde ibas, con quién salías cuando ésta era tu música?” a una se le subía la concentración de hormona luteinizante hasta alcanzar niveles tóxicos. Este buen hombre organizó en una discoteca de moda por esos tiempos (¿o se diría boîte?) una fiesta en la víspera del feriado de la Declaratoria de la Independencia, en donde sólo se pasó música vieja. Cómo le habrá ido que la cuestión se oficializó por ley: la noche del 24 de agosto es la Noche de la Nostalgia.
1
Treinta años después no existe en el Uruguay discoteca, pub, sala de fiestas, milonga, cabarute, club de barrio y sociedad agrícola en donde no se arme un bailongo esa noche. Si hasta en el hipódromo se hace tremenda fiesta... Imagino que allí la música consistirá básicamente en tangos de temática burrera de la década del 30, pero no me consta.
La Noche de la Nostalgia es el día que más gente se moviliza en todo el país (exceptuando los días de elecciones, porque si hay algo que a los uruguayos nos gusta más que festejar lo deprimentes que somos es votar). La cantidad de dinero que cambia de dueño esa noche alcanzaría para saldar la deuda externa y prestarles plata a los vecinos, porque no hay caso: ir a deprimirse resulta carísimo. Los que se ponen muy contentos, en cambio, son los escoceses, los franceses y los cultivadores de cebada y de lúpulo de diversas regiones del mundo, porque en una sola noche venden toda su producción de whisky, champaña y cerveza a los sedientos y nostalgiosos uruguayos.
La cuestión más o menos es así: primero hay que decidir a dónde se quiere ir; luego, conseguir un préstamo en alguna institución bancaria, para comprar las entradas –se recomienda al menos un mes de anticipación-. Chequeo médico completo, en particular con cardiólogo y reumatólogo. En la propia jornada del 24, faltar al trabajo para dormir una buena siesta y producirse adecuadamente, porque no es cuestión de ir así nomás a la fiesta más importante del año; más bien hay que parecerse a una celebridad de Hollywood en la ceremonia del Oscar (válido para ellas y ellos). Llegada la noche, los interesados se dirigirán en pareja o en grupo de amigos a la fiesta elegida, y allí procederán a bailar con total desenfreno y falta de decoro cual Travoltas enfervorizados, al son de “...fíver náit, fíver náit, fíver...”, sin importar lo prominente del abdomen o lo incipiente de la calvicie.
Existen distintos tipos de fiestas, para casi todos los gustos (para los que no les gustan las fiestas, no organizan ninguna) y para casi todos los bolsillos (claro, hay quienes sienten nostalgia de cuando aún tenían algo en los bolsillos). Básicamente, se reconocen tres clases bien definidas de fiestas, que detallo a continuación:

Opción 1: That’s the way I like it
2
En estas fiestas predominan el rock, el pop, el reggae y la música disco, fundamentalmente de origen británico y estadounidense, aunque no exclusivamente. La música va desde Elvis Presley a U2, de Creedence a Donna Summer, de los Beatles a Madonna, de Bob Marley a los Ramones, de Queen a AC/DC. El público asistente cantará todas las canciones, sin importar en lo más mínimo el completo desconocimiento de la lengua de Mick Jagger. Es de rigor el segmento dedicado a los insufribles Village People, y será el punto más alto de la fiesta la interpretación de la canción “YMCA” (guai-em-ci-ei) que será bailada respetando la coreografía de zangolotear los brazos en el intento de formar las letras de la sigla. Infaltable será también el segmento de rock argentino, en donde serán imprescindibles las canciones “Tirá para arriba” de Miguel Mateos, ocasión que aprovechará la concurrencia para quitarse alguna prenda y tirarla para arriba en el estribillo, y “No me dejan salir” de Charly García, en donde será obligatorio corear “jodete por boludo” cada vez que el músico afirme su imposibilidad de egreso. Ya muy avanzada la madrugada, vendrá el segmento de “las lentas”; en esta ocasión, las parejas aprovecharán para fundir sus cuerpos en uno, de forma tal de ocupar una baldosa de 20 X 20 cm, y al son de la insoportable “Hotel California” intentarán revivir antiguos ardores que sintieron varias décadas y varios divorcios atrás.

Opción 2: Qué suerte (jajajajá) que esta noche voy a verte
3
Estas fiestas apuntan a un público mayor; allí el veteranaje, adecuadamente provisto de analgésicos y antiinflamatorios sacudirá la prótesis de cadera al son de las canciones del Club del Clan y otros ídolos de la porteñada de los años 60 y 70. Con suerte, podrán ver actuar en vivo a Lalo Fransen o a Donald, que una vez al año abandonan la cubeta de formol en la que viven y cruzan el charco para hacerse unos mangos en esta orilla. Infaltables serán “... tú tienes una sonrisa contagiosa, pero tu pelo es un desastre universal...”, “...el camaleón, mamá, el camaleón, cambia de colores según la ocasión...”, “...las olas y el viento, sucundún sucundún y el frío del mar, yalalalalalá...” y “...fuiste mía un verano, solamente un verano...” Los concurrentes a este tipo de fiestas suelen terminar en la emergencia de algún hospital, por sobredosis de adrenalina. Al día siguiente, los encargados de acondicionar el local encontrarán más de una peluca y más de una dentadura postiza perdidas entre las serpentinas y el papel picado.

Opción 3: Mira cómo se menea
4
Los amantes de la música tropical van a sitios en donde pueden menear sus caderas enfundadas en ajustadísimos pantalones (de preferencia, blancos para los caballeros, rojos para las señoras; en este último caso, se admite también la microfalda) al son de los grandes éxitos pseudo-tropicales tanto uruguayos como argentinos (ni se les ocurra pasar música cubana, colombiana, panameña o dominicana, por favor). En el mejor de los casos, se escucharán canciones de los Wawancó (¿Quién no bailó alguna vez aquello de “...¿qué le pasa qué le pasa a mi camión, qué le pasa qué le pasa que no arranca...?”), Combo Camagüey, Sonora Borinquen, Karibe con K, Los Fatales, L’Auténtika, Sombras, Ricky Maravilla y Pocho La Pantera. No podrán faltar los sentidos homenajes a Gilda y a Rodrigo, como es de rigor.

Confieso que yo elijo quedarme en casa. Supe ir alguna vez, encantada de la vida, hasta que entendí que la música que ya era de dudosa calidad en su origen no puede ser mejor 40 años después. Y supongo que la gente que sale a bailar en la Noche de la Nostalgia en realidad no disfruta todo lo que escucha y baila (¿A alguien le gusta realmente Boney-M????) sino lo que le gusta es creerse, por un rato, que todo tiempo pasado fue mejor, lo cual no es cierto, por supuesto; seguramente lo mejor era tener 20 años en lugar de 49, pero ésa, es otra historia.

Y con esto doy por terminado el undécimo capítulo de esta novela por entregas titulada “Nunca quise conocer Uruguay pero después de leer esto, se me fueron las ganas”.





1 Ley N° 17.825 del 10 de septiembre de 2004
2 “That’s the way (I like it)”: Ese es el modo en que me gusta, o así es como me gusta, canción de 1975 de KC and The Sunshine Band
3 “¡Qué suerte!”, canción compuesta por Chico Novarro y Palito Ortega en ¿1964? e interpretada por Violeta Rivas
4 Verso de la canción “Violeta” de Alcides; desconozco el año (¿1990, quizás?)

26 comentarios:

Martín dijo...

Muy bueno, como siempre.

A ver: a mí me gusta la música vieja. Mucho. De hecho, todo lo de la fiesta 1 (that's the way I like it), lo que no quiere decir que no esté de acuerdo con la evaluación acerca de las connotaciones negativas de la nostalgia...

Yo también prefiero quedarme en casa, no por la música, sino por las hordas de energúmenos en la calle, y los locales llenos de gente a más no poder, aunque ahora que lo pienso, no estaremos incumpliendo la ley? Será ilegal quedarse en casa la noche de la nostalgia?

En una época hubiese pensado que lo de la NdlN era contrario a todo lo del 25 de agosto (o sea, aprovechar que es la noche anterior a un feriado), pero ahora que sé que el 25 de agosto es una farsa, ya no me importa.

Ah, y a mí sí me gusta Boney M.

FLACA dijo...

Hoy madrugué, querida amiga. Y me has regalado un comienzo de día feliz.Estoy llorando de la risa (literal) y tapándome la boca para que no se me salte la carcajada y despierte a Él. Tengo escrito el post referente a la Noche de la Nostalgia, iba a colgarlo hoy, pero, después de esto no sé si lo haré.Chapeau, por el texto, las reflexiones, la información y los dibujos. Abrazo.

FLACA dijo...

Olvidé decirte que el dibujo del medio me representa totalmente.

andal13 dijo...

Martín: ¡Me hiciste cambiar de idea!!! ¡Pago lo que sea por verte bailar "Daddy cool" o cualquiera de las canciones de Boney M!!!!
Mirá que a mí me encanta bailar, y me gustan mucho gran parte de los old hits, pero lo del circo que se arma los 24 de agosto ya me superó hace rato... Lo malo es que el resto del año no hay lugares para bailar música de este tipo, ni sitios para gente grande como yo (me estoy pareciendo al Hugo de León!) así que hace ratazo que no salgo a bailar. A lo sumo voy a un pub donde sí pasan música que me gusta y muevo los pies por debajo de la mesa!!!
Pero me encantaría que me dejaran pista libre para largarme con desenfreno a bailar "Back in black" de AC/DC, aunque al otro día tuviera que tomarme una tortilla de analgésicos!!!

Flaca: qué bueno haberte alegrado la mañana!!! Este texto lo tenía escrito hace más de un mes, y estaba tan ansiosa por que llegara este viernes, que lo colgué a la 1 de la mañana! Y, como dice Puglia, te conmino a que escribas algo sobre la nostalgia para colgar en "La flacurita"!!!
Y dejate de joder, te falta mucho para parecerte a la chica del segundo dibujito... Ponete el hot pant y las botas a la rodilla, y salí a bailar con Él!!!

Mireya Margot, de profesión costurerita dijo...

Y digo yo...los que nacimos en la era del mago, señorita...tendrá a bien informarme...a qué piringundín dirigirnos? No me diga joven tango porque por razones obvias, no me dejan entrar...Por más que yo diga que si la adolescencia se corre hasta los 30, la edad adulta también...no me dejan...Qué injusticia...Ah! si viviera el mago...
Encima...me dicen que ya di el mal paso

ro dijo...

Hola! Después de este artículo te van a llover las invitaciones para bailar!!!!
Me cagué de la risa.
Y con Hotel California, con Carli decíamos: Eso no es de nuestra época... Qué terrible esto de la nostalgia que tenemos todos. Comparto plenamente. Lo que uno busca, entre medio de tanto sacudón es recuperar lo perdido, en particular, la juventú.
Yo tampoco voy a ningún lado. Es más, nunca fui. Pero creo que me hubiera gustado. Beso

Vachi dijo...

Juaaaa, no sabía que el zangoloteo que se hace en ymca es tratando de representar las letras!!!!!!!!!!!!
Ya hablé sobre lo que pienso de la noche de la nostalgia en algún comentario que le hice en el blog de la flaca. En conclusión, no me gusta salir ese día, me deprimen esas fiestas. Lo hice mucho mucho en la etapa liceal, aún después un par de años más, pero ya no lo tolero.
Re gracioso el post.
Saludos!

andal13 dijo...

Mireya Margot: es cierto, los nostálgicos que peinan canas (aunque las tengan ocultas bajo varias capas de Koleston) a dónde van la noche del 24? ¿Dónde pueden sacarle viruta al piso al ritmo del 2 por 4, eh?

"...No me gusta el empedrao
ni me doy con lo moderno;
descanso cuando ando enfermo,
y dispués que me he sanao..."


Y no se preocupe por el mal paso, que hoy se habla mal de las que no lo dieron!!!!


Ro: tesorito mío, vos y el Carli no se me hagan los cosos, que Hotel California es del 76, y si no apretaron con esa canción es porque andarían apretando sin música, nomás!!!!
Así que este 24, lo mandan al gurí con algún pariente que no salga (la "nena" supongo que ya cruza la calle solita...) y se me van los dos a menearse por ahí...
"...sale de noche y vuelve de día
dice que estudia filosofía,
yo mientras tanto toco la viola
y pongo un disco en la vitrola..."

andal13 dijo...

Vachi: Ay, nena, te falta boliche!!! Sí, con mucha imaginación (varios tragos previos ayudan) verás que cuando la gente extiende y abre los brazos forma la Y, cuando los baja y arquea forma la M, y así...
Es gracioso lo de la nostalgia en la etapa liceal... ¿Bailaban canciones de Xuxa? Jijiji!!!

Skyline dijo...

por mis pagos más que fiesta de la nostalgia y más que todo se llena de viejos timberos podridos en gita que viene al hipodromo a jugar y gastarse hasta el último peso con los caballos.

Nunca me enloqueció esto de la noche de la nostalgia, pero tampoco es que la deteste,ni fu ni fa, ni muy muy ni tan tan.

Ya tengo planes para el 24, y no tienen nada que ver con meterme en las megadiscos a hacer la ymca con mis brazos.

Espero encontrar algun bolichito y quedarme por ahí tranqui nomás,tomarme alguna antes que se venga la ley seca jeje, escuchar los guns, acdc, y si no es mucho pedir alguna bandita en vivo.

andal13 dijo...

Vero: no pedís nada!!! Claro, acá en Montevideo eso es imposible; habrá 5.000 personas sin importar a dónde vayas... Y los boliches más recoletos, que tienen terrible onda todo el año, organizan fiestas más íntimas, pero con megaprecios impagables! Igual, sospecho que se llenan...
Capaz que ligás una banda en vivo que haga covers de los Guns, no?
...all we need is just a little patience...

dejamuchacho dijo...

bueno, buenisimo como siempre.
La verdad es que eso de la nostalgia no es para mi, no solo el 24, nunca!!
Sobre todo en lo que respecta a la musica, siempre estoy buscando algo nuevo para escuchar.
Totalmente de acuerdo que todo tiempo pasado no fue mejor, por ahi algun momento si.
Tambien salir cuando hay tanta gente dando vuelta, no!!!!
Igual Hotel California es buenisima!!!!

saludos

andal13 dijo...

Dejamuchacho: ¡Qué macana que no te vaya lo de la nostalgia... así no podrás "uruguayizarte" del todo!!!!
Hotel California me encantaba hace 20 años... ahora me pudre, honestamente... pero ya sabemos que no es lo mismo Los tres Mosqueteros que Veinte años después!!!

SUSANA dijo...

Andrea: es la una menos cuarto de la madrugada y estoy doblada de risa y a las carcajadas con tu post.

Esto es grave, porque estoy borracha de sueño (sólo me tomé tres copitas, quizás cuatro, no más...no, de coca cola light, no)

Me pregunto...este conocimiento enciclopédico de la noche uruguaya y su nostalgia...saberte cada letra de memoria, uno por uno los pasitos para bailar, etc, etc, etc,...¿Cómo podrías haberlo adquirido si acaso no hubieras participado en todas las farras?

Creo que cuando decías que te ibas al curso, en realidad estabas de joda...sí, para tener material para el artículo, síiiii, yo te creo!

"...sale de noche, vuelve de día, dice que estudia filosofía, yo mientras tanto toco la viola...qué voy a hacer, ella es así, con una hippie yo me metí, nunca viví nada igual, yo en mi casa y ella en el baaaaarrr"


Já!

Le Santi dijo...

Pero qué cosa, estaba mirando así, los comentarios y me dije, che, no comenté, pero ¿Por qué carajo no comenté? Y claro, es porque a mí esto de la noche de la nostalgia ni fu ni fa, porque como soy un nostalgioso de mierda siento nostalgia todo el año menos esa noche y porque tengo nostalgia de todo menos de la música porque nunca bailé en lugares públicos y siempre pensé que el baile era la expresión vertical de un propósito horizontal y siempre quería saltearme esa etapa y pasar a la horizontal de una pero sí tengo nostalgia de los Beatles, o más bien, los Beatles me provocan nostalgia y bueno un poco Santana y Janis y Jetrho Tull pero no son cosas muy para bailar, son para dársela con algo en grupos chicos y no para disfrutarlas en multitud. Y además estoy caliente porque teníamos entradas para ir a un rancho de Canelones a ver qué pasa pero me encajaron un concierto de la nostalgia con la banda y las entradas me las voy a tener que meter en el orto.

andal13 dijo...

Susana: algo de lo que vos decís, hay... No ahora, que no salgo a bailar (hace años que no lo hago), pero allá por los años 20 (míos) me la pasaba "...de boliche en boliche..." Pero no siento nostalgia de eso, no... Así que este 24, empiecen sin mí!

Santi: ir a bailar para algunas personas es eso que vos decís; en cambio, para otras, bailar es un placer en sí mismo (aunque no lo puedas creer!) Yo no bailo hace siglos, pero básicamente porque no hay lugares que a mí me gusten, ni que pasen música de la que a mí me gusta (que puede ser del año 1963 o del 2008).
Comprendo tu calentura, pero es más fácil guardar las entradas en ese lugar recóndito que el atril con partitura y todo!

Le Santi dijo...

ACTUALIZÓ EL TATA!!!!

andal13 dijo...

Santi: ¡Ya era hora!!! Mirá que resultó vago el Tata...

Edgardo dijo...

Mira que hacen de todo, siempre nos ganan por algo, la noche de la nostalgia, va, el día de la nostalgia, mira que con dos o tres tanguitos hacemos un desastre. Pero, que se yo, como bien dices tu, lo que uno añora es el tiempo pasado, y no lo que pasaba en aquel tiempo, sino tener 16,19,20 años, y dar vuelta sin demasiada responsabilidad y mucho de cara rota (expresión para aquel que no pertenezca a estar tierra que refiere al desvergonzado, al insolente, vulgar, desenvuelto, sinvergüenza). Y para bailar esas cosas, de esas formas, con esos trajes (los de ellos y los de ellas), con esos peinados realmente había que tener mucho coraje, bueno, que pensaran ellos de la forma de vestir de ahora, o que pensaran las generaciones del mañana cuando vean fotos nuestra de cómo estamos ahora.
Lo que si creo es que nunca me gusto cuando la gente se asina en un lugar de dos por dos para beber unos tragos y como muy bien dice Santi, realiza toda esta parodia para acostarse con alguien, o suplir el acostarse con alguien en el meneo de caderas al aire.
Mejor me quedo en casa y si me pongo nostalgioso lo hago por otras cosas, con otra gente (ni mejor, ni peor que ninguna, solo la que tiene algo que compartir conmigo de esos años) y puteo hasta el amanecer porque el tiempo se fue, perdimos demasiadas cosas, fracasaron demasiados sueños, pero seguimos igual en la lucha, y esa lucha, y tantos años me dan aun mas nostalgia.
De cualquier forma, espero se hayan divertido, hayan escuchado mucha música, bebido muchos tragos y tenidos muchos orgasmos. Claro esta, ya estamos mas viejos y esto ultimo cuesta mas… como todo, ja.

Un saludo grande.

HologramaBlanco

andal13 dijo...

Edgardo: creo que la nostalgia es algo natural (en eso, los rioplatenses somos especialistas, no hay caso!) y de vez en cuando viene bien recordar lo que fuimos (tuvimos, y otros imos) y que ya no somos... Pero de ahí a festejar... bah, lo que se dice festejar... estar apelmazados como en el subte en Tokio a las horas pico, sólo que con Dire Straits de fondo musical!!!!
Jijiji!!!

FLACA dijo...

Tenés razón, esto está muy quieto sí. Inventemos algo.Besote.

andal13 dijo...

Flaca: Yo estoy tan tapada de trabajo que ni tiempo para colgar algo nuevo... aunque tengo varios textos escritos... Me falta tiempo para editarlos!!!!
Todavía no empezaron las reuniones, y ya me tienen podrida...

fede_buho77 dijo...

Al fin!!!!!!!!!!!!!

...bueno, este era El POST que yo estaba esperando...

Primero que nada no me sorprende nadita tu primera ley universal uruguayista, los uruguayos somos unos boludos que nos vivimos acordando de que ayer todo era mejor y que que nostalgia nos trae eso, de acuerdo; es una verdad irrefutable que no admite polemicas (aunque sospecho que puede aparecerse algun trasnochado de tierra adentro diciendo que soy un apostata).

Segundo, lo mas jodido de todo es que amen de que es patetica la idea de la noche de la nostalgia solo a un uruguayo se le puede ocurrir patentar y peor aun transformar en ley una noche asi, eso evidentemente evidencia nuestra notable capacidad de chantismo en la que somos medianamente medallistas olimpicos, para peor solo refleja nuestra total vejentud (y no quiero ofender a nadie ojo) porque si uno medianamente tiene el habito de salir a bolichear salvo contadas excepciones en el caso de la noche tipo 1 ( que obvio es mi elegida claro esta) esas bandas que suenan en "la noche" se suelen pasar cada fin de semana por los dj´s de cada boliche al que uno concurre, esto bien prueba que somos unos pelotudos que nos dejamos engañar o que existe una verdadera legion de bolicheros subversivos y sediciosos que buscan desafiar la ley, la moral y las buenas costumbres de un pueblo tan delicado e inteligente como el nuestro al irradiar al eter las mismas canciones que se irradian en "la noche" de la nostalgia.

Tampoco es mu inteligente si pensamos que somos nosotros los que estamos mas o menos en edad de salir a bolichear y que evidentemente ya no estamos como para salir y meternos en un antro donde nos tomemos algo frente a un grupete de emos/floggers/goticos y cuanta tribu urbana pulula ahi tratando de descifrar que carajos es eso de que los tipos se tiran un pedo y se deprimen debido a su excesiva carga de sentimientos fluctuantes que tienden a deprimirlos por lo mal que esta el mundo ( mientras ellos ignoran olimpicamente que nosotros tambien haciamos lo mismo pero nos decian darks o hippies o lo que se les antoje y a su vez nosotros los miremos como bichos arrancados de una tira comica japonesa y no pensemos que despertabamos el mismo candor adolescente en nuestros adultos...)

Tercero: la noche de la nostalgia es ni mas ni menos que un asalto a mano armada donde se te cobra todo mas caro mientras te dicen canilla libre hecho que produce el desenfreno de toda la caterva presente en el boliche motivo por el cual luego de infinitas y despreciables colas llegas a la barra y se termino la canilla libre por lo que se termina pagando el doble por un trago que la semana anterior salia a un costo ya caro pero razonable...ni mencion a entradas porque ya lo hiciste vos.

Cuarto: el regreso de la sensualidad...me paso por las vidrieras y no puedo no fijarme en dos detalles: hasta en las ferreterias te ponen publicidad acorde a la noche de la nostalgia, pasas por una casa de ventas de elementos importados y te llenan la vidriera con discos de pasta, fongrafos y mil cosas mas ¿?, y pasar por tiendas de venta de lenceria... un placer encontrar que te ofrecen una linea de ropa interior, ligas, corsets, medias de red y demas enseres acordes y necesarios para despertar los mas bajos instintos de color estrictamente rojo y negro ... ¿? asi que el resto del año tenes que usar el pijama con ositos y los ruleros ah! entiendo si.

Por ultimo: que jodido me siento pensando que el dia de mañana capaz que yo voy a engrosar a los cientos de bestias que salen ESA noche invirtiendo miles de pesos porque no han podido darse cuenta de que aparte de ser un negocio terrible y un momento espantosamente lleno de gente puede hacerse en cualquier momento y que lo que falta es abrir la cabeza para entender que si quiero salgo cuando quiero y no cuando me mandan las leyes ni el hepamida ni los independentistas ¿? del 25 ni lecueder ni nada...

Adverti la seriedad que me tome para responderte, creo que estoy poco creativo, amen de que omiti el comentario del club del clan y todas esas cosas responsables de atrofiarnos la niñez a unos cuantos de varias generaciones, y te faltaron Katunga, Beach Boys y varios mas...jijiji

Perdon por la falta de creatividad...

andal13 dijo...

Fede: como no podía ser menos, te mandaste bruto análisis lógico, antropológico, sociológico y demás de la nostalgia patentada y legalizada... Uy, se me acaba de ocurrir que esa noche sí está permitido fumar en los boliches, no? Porque hay quien siente nostalgias de eso...
Lo de la lencería es maravilloso, tenés razón... en rojo y negro, no sé si por la sangre y la pólvora, por Stendhal o por Basáñez, no me queda claro...
Vo, y no te hagás el rebelde que bien te gustaría pasearte en el hepamóvil V.I.P., jijiji!!!!

Javier y Lil dijo...

Buenos dias, recien descubro este blog! y que bueno está.Los felicito!!!
Hace unos meses nos mudamos al campo,a la republica de San José , dijera Omar.Todo aqui huele a nostalgia,igual se festeja el dia en el pueblo,ya hay pasacalles y un poco de alboroto, pero todo es muy medido,no como en Mdeo.
Para los que siempre vivimos en Mdeo y por ahí teniamos algún pariente en el interior,vivir aqui ,es volver a esa historia,todos los dias me sorprendo con algún dicho o costumbre que me lleva a las bases de mi infancia...dormir con la puerta abierta,dejar cosas afuera y a la mañana encontralas...no maquillarme, no ponerme los Luis XV para no enterrarme en el barro...jajaja,ir a buscar el almuerzo a la huerta y descubrir el sabor al tomate y al morrrón..asi era?.ah ! nosotros vivmos en la nostalgia ! y que divino es!
Un gran saludo y arriba la nostalgia!!!! Lil y Javier.

andal13 dijo...

Lil y Javier:
¡Bienvenidos!
Gracias por pasar, y por contar sus nostalgias hechas realidad... ¿Qué sabor tenía el tomate...? ¡Ay!