sábado, 24 de octubre de 2009

El camino hacia la ilustración sigue estando plagado de aventuras

O cómo estoy a punto de concluir que no son ellos, soy yo
kkkk
Dado el éxito de mi anterior crónica "El camino hacia la ilustración está plagado de aventuras o cómo el destino sigue insistiendo en enviar señales sobre todo cuando una no cree en él" hoy retomo el relato de mis andanzas por las azarosas calles de Montevideo en busca de incrementar mi exiguo acervo cultural. En realidad, jamás fue mi intención hacer una segunda parte de aquella odisea –de hecho, había relatado dos infaustos viajes, ambos rumbo a la Feria del Libro, ambos en el 409-, decía, no tenía interés en convertir esas historias en el primer capítulo de una novela de acción, pero resulta que últimamente mi vida se está transformando en una road movie, así que heme aquí con la segunda (y tercera) parte de la aventura.
Resulta que un viernes por la tarde, me dirigía a la radio en el 409 -como no podía ser de otra manera- cuando en la parada siguiente a la mía subió nada menos que el Hombre Araña, Spiderman, L’Uomo Ragno, O Homem Aranha o como quieras decirle. Sí, así como lo estás leyendo: el propio superhéroe arácnido, con sus calzas, su máscara y todo. Inmediatamente le envié un mensaje de texto a Peter Parker, a ver qué estaba ocurriendo. El estimado Peter no tuvo mejor idea que llamarme para desmentir que fuera él. ¿Y cuál es el problema? Que el alter ego de Peter será un superhéroe pero no es omnisciente, y no puede saber que yo tengo un ogo, y no un celular "convencional", por lo que atender una llamada de teléfono implica colocarse el auricular, encenderlo y recién después hablar, lo que no es fácil, y mucho menos, rápido. Además, cuando una va con auriculares de los otros escuchando el reproductor de mp3 y corrigiendo escritos -sí, lo confieso, corrijo en los ómnibus; es más, podría decir que hice una carrera estudiando en el ómnibus y esto que ahora estás leyendo fue escrito parte en un 522 y parte en un 130-. Bueno, a todo esto, cuando yo sentí vibrar mi mochila (evidentemente, si me la paso puteando contra los ringtones ajenos, tengo mi propio artefacto en modo silencioso, y por lo tanto vibra) dejé de corregir, abrí la mochila, saqué el ogo, busqué y encontré el cuchuflete con auricular y micrófono, lo encendí, me lo coloqué, Peter ya había cortado hacía meses. Bueno, al final sí pudimos comunicarnos y me confirmó que él no iba en el 409, por lo que el pasajero vestido de arácnido era un mero impostor.
El pseudo Spiderman finalmente se bajó en el Centro (imagino que se trataba de ese señor que se viste así y se gana la vida sacándose fotos con los niños en los parques). Lo curioso es que a la vuelta de la radio, cuando hacía el viaje de regreso también en un 409, volví a encontrar al Hombre Araña a dos paradas de la mía, por lo que sospecho que debe tratarse de un vecino, y una sin saberlo.
¿Qué tiene que ver el encuentro con el Hombre Araña con el azaroso camino hacia la ilustración? Bueno, a eso iba. Llegué a casa, cambié mochila por cartera, me inyecté mi dosis vespertina de café con leche y salí como bólido para cumplir con mi dosis de cultura: en esos días tenía lugar el 8º Festival de Cine de Montevideo, y se exhibían unas 40 películas de los más diversos orígenes y géneros, de las cuales me interesaba ver unas 40, pero mi agobiada agenda me daba espacio para sólo un par, y el viernes a las 19.55 era uno de esos espacios, siempre y cuando anduviera a las corridas y tuviera mucha suerte con los ómnibus, dado que vivo bastante lejos de la radio y muy lejos del cine.
Así que salí disparada rumbo al Cine Casablanca, tras abordar un 468 y trasbordar luego a un 522; ambos viajes se produjeron sin incidentes... o casi. Cuando faltaban unas pocas cuadritas para llegar a 21 y Ellauri, el 522 cambió inopinadamente de rumbo... y desvió por causa de un acto partidario de la Lista 71, nada menos! (Por las opiniones que me merece el candidato Luis Alberto "Bruce Willis" Lacalle, ver entrada anterior en este mismo blog). Así que, caliente como un chivo, me bajé y entré a correr por 21.... hasta que llegué a la puerta del cine y entré como una tromba.
Ni bien traspuse la puerta del Casablanca, me di cuenta que había cruzado el umbral de la dimensión desconocida: me encontré en medio de una fiesta en donde todo el mundo conversaba animadamente con un vaso en una mano y un sánguche en la otra, y en donde ningún concurrente -salvo un fotógrafo de prensa joven y fuerte como cadenazo en los dientes- tenía menos de 65 años. Como pude, entre permisos y codazos me abrí paso entre efluvios de un Santa Rosa tinto -no llegué a oler qué variedad- sánguches de choclo y olímpicos, hasta que llegué a la boletería y me puse a hacer cola tras otras personas que estaban tan desconcertadas como yo.
Entre los participantes de esa especie de desfile de carnaval de gerontes, se encontraban conspicuas figuras como Taco Larreta y Yamandú Marichal; fue ahí que caí en la cuenta, mientras me sacaba una hoja de lechuga del ojo derecho, que el "evento" (qué palabra horrible) se debería seguramente al preestreno de “La ventana”, película protagonizada por el antes mencionado Taco.
Como pude, me fui abriendo paso hacia el baño, porque tengo instaurado el hábito de retocarme el maquillaje antes de entrar a ver una película. Cumplido el ritual, ingresé en la sala de cine, junto con una pareja de personas mayores, y ni bien traspusimos el umbral... ¡zas! Se hizo la oscuridad. Nos quedamos en la escalera lateral en la más negra de las noches, sin podernos ubicar... Bueno, no había problema, ni bien se iniciara la proyección, la luz de la pantalla iluminaría la sala y una podría ubicarse en un asiento sin pasar por el oprobio de sentarse en la falda de otro espectador. Bueno, sí había un problema, comenzó la proyección... si así puede llamarse a la emisión de audio. "¡A la pucha!" pensé. "Me metí en un radiocine". Por suerte, varias pautas publicitarias después, se arregló el inconveniente, y se hizo la luz. Pude sentarme al fin en un asiento vacío y alcanzar mi objetivo -tras haber superado nuevamente una serie de obstáculos que me dificultan el camino hacia la ilustración- de disfrutar de una estupenda película kazaka
[1].

Bueno, una aventura con final feliz... Pero no todas son rosas en el camino de esta pobre aventurera en la búsqueda de la ilustración... o las rosas que encuentro están llenitas de espinas!
Para el sábado siguiente, con mis amigas Mónica y Laura habíamos decidido ir al teatro a ver “Los padres terribles”, obra de Jean Cocteau
[2]; por las dudas, habíamos reservado localidades, ya que la obra contaba con muy buena crítica. El viernes anterior, por la tarde, escuché en la radio que se suspendían las funciones porque uno de los actores se había enfermado...! Les avisé a las chicas, y Mónica llamó al teatro para confirmar, por si acaso, y resulta que sí, que se habían suspendido las funciones del fin de semana. Bueno... cambio de planes. No importa, decidimos cambiar tablas por celuloide, y elegimos ver “El secreto de sus ojos”, dirigida por Juan José Campanella. El sábado nos embarcamos las tres en el rojito de Laura, y nos dirigimos otra vez al Casablanca... La cola de gente para sacar entradas llegaba al cordón de la vereda!!! Cuando la hora a la que estaba anunciado el comienzo de la película llegó, nosotras –y cien personas más- seguíamos en la fila, tomando el fresco de la tardecita primaveral.
Cualquier persona normal hubiera permanecido en la cola y hubiera sacado entradas para la función siguiente, anunciada para las 22.20, pero resulta que mis amigas son de hábitos más bien gallináceos, y a las 11 como mucho meten la cabeza bajo el ala y se duermen, así que más que seguro que se durmieran con los créditos iniciales de la película...
Terminamos la noche en el San Rafael, con una cena que no diré que fue opípara, pero que al menos sirvió para llenar el vacío cultural que la ausencia de teatro y de cine nos había provocado, dado que es un restaurante frecuentado por personajes de la cultura y la farándula vernáculas, tanto es así que estaban Susana Groisman y Milton Schinca
[3] .


Ah... Las miniaturas de merluza con salsa tártara estaban buenísimas.


[1] O sea, originaria de Kazajstán. Se trata de “Tulpan”, dirigida por Sergei Dvortsevoy, y protagonizada por una serie de personas con nombres tan impronunciables como el del propio Sergei.
[2] No confundir con Jacques Cousteau, a menos que sean más incultos que yo.
[3] El “San Rafael” es el bar y restaurante a donde iba siempre Mario Benedetti.
,,,

53 comentarios:

Santi el de Los Divagues dijo...

Lo que son los sábados preelectorales...nadie por acá..
así que soy el primero soy.
Después te comento, ahora voy a ver si encuentro algo en Internet que me convenza de que ganamos en la primera vuelta.

Miss Marple dijo...

Andrea:
como siempre me encantó el relato de tus aventuras además de imaginarme que ya fui a todos esos lugares, mientras tomo mate entre las sierras.
Cada vez que te pasen cosas en Montevideo y sobre todo on the bus, pensá: lo voy a registrar bien para que la pobre Marple se divierta soñando que vive en Montevideo, porque esas cosas que te pasan es de alguien que vive ahí y no le pasan a alguien que va casi todas las semanas pero por dos días.
Acostumbraba a corregir en los ómnibus, es más hacía hacer "trabajitos" a los niños en hojas sueltas, por ese motivo.Una vez , luego de un rato de estar absorta corrigiendo, vi por la ventanilla que el paisaje no era el de siempre, ejem...me había equivocado de ómnibus.
Dale no más,acá tenés una lectora incondicional, también una escucha pero ayer se me pasó la hora del truco de la serpiente!!!y todo porque el nuevo horario me ha despistado, ya que como buena canaria el sol influye mucho en mi vida.
Tenés material para un libro y serías la Jack Kerouac uruguaya si lo publicaras.

un beso.

PD)para vos y pal Santi y para todos los compañeros que pasen por acá.
Después de profundas reflexiones llegué a esta conclusión sobre el día de mañana:

Una respuesta del maestro de Kun Fu: "la verdad está en tu corazón", ja, ja, no busques más en los medios; también está el tarot, las hojas de té, la carta astral de PP, el I Chin,la borra del café ... y ¿cómo el Santi, un amante del Brasil no sabe tirar los buzios?

Santi el de Los Divagues dijo...

Bueno, aprovecho para comentar de nuevo y entretenerme con esto así no pienso en lo que me paso pensando.
Yo creo que los grandes creadores se caracterizaron por sacar partido de sus carencias y de sus infortunios.
Y así pasa contigo.
¿Qué sería de tu estro creativo si tus viajes en el 409 y otros fueran normales y previsibles? Imaginate un viaje sin pasar por ninguna comisaría, sin hombre araña, con conductores que escuchan la Musique de Table de Telemann a un respetuoso volumen. Horrible. Un embole.
Se nota que no sos músico porque no aprovechaste la oportunidad del evento para hacerte pasar por gente “de la película” y comerte con grosera voracidad los olímpicos y mamarte hasta las patas con el Santa Rosa, que ponele que no sea como un Stagnari, pero si es de arriba es riquísimo. Tenés que aprender a salirte de lo programado, ¿quién quiere ver una película si puede estar de cuchipanda con el protagonista o departir en un rincón con el fotógrafo de prensa?
Hay que disfrutar más de la aventura. Me parece que el destino te ofrece muchas oportunidades que no sabés disfrutar por cierta neurosis planificatoria.
¿y sí resulta que tu vecino, el hombre araña trucho, por debajo de su malla está más fuerte que George Clooney y se sube al ómnibus sólo para verte porque te ama en secreto? ¿y si de ahí surge una relación maravillosa que se ve trágicamente truncada cuando te enterás que es un votante de Pedro?
Vamo arriba Andrea, siga viajando en Coetc.

andal13 dijo...

Santi Medalla de Oro:
Se ve que todo el mundo se tomó tan al pie de la letra lo de la veda, que ni al bló entra... ¡Junagransietes!


Miss Marple Medalla de Plata:
Mirá que cosas más insólitas me han pasado en Minas, eh? En la época que iba a acampar a Villa Serrana en un micro que se caía a pedazos y que si perdías uno... perdías, porque no había otro! Y después cuando tuve un novio propietario de una Ami 8 y luego una Brasilia, también supimos correr aventuras por esas sierras... yo creo que dejamos la relación por miedo a que nos pasaran más cosas en las rutas de la patria!
Para llegar a Kerouac me faltan litros, che... de talento, jijiji!
Pero bien que me envidiaría el hígado el desgraciáu...


Santi en Segunda Vuelta Medalla de Bronce:
Es que este es el sábado más largo de la historia... y ni te digo lo que será el domingo, mamita querida!
Ni se me ocurriría meterme de "perejila" a un ágape en el que no estoy invitada!!! Además, la película estaba buenísima, mucho mejor que los sánguches que paseaban en bandejas. ¿Vos creés que el Hombre Araña trucho será uno de los hombres de mi vida? La próxima vez que lo vea lo miraré directamente a los 8 ojos, a ver qué pasa...

Miss Marple dijo...

Hola , otra vez.
Aprovecho este espacio para ir sobrellevando este sábado,diciendo pavadas.
Andrea, para andar de aventuras amorosas en Minas, tenés que conseguir un tipo con una cuatro por cuatro. Los caminos varían según las lluvias del año y la voluntad de los intendentes para rellenar los pozos.( ¿se podrá hablar de ellos hoy?)
O sea, podés haber perdido a tu novio por causa de que el auto se le hizo pelota y no te quiso confesar la verdad.
El Santi piensa sólo en la comida pero no se pone en el lugar de una mujer. Si fuera yo, me hacía la famosa anónima y me bebería alguna copita pa' agarrar coraje y encararía algún posible candidato.
Coincido con él en que la vida de "estimada pasajera de este colectivo"te brinda muchas oportunidades que no aprovechás. Dios le da pan al que no tiene dientes, porque noto que el Santi y yo, que ya tenemos pareja pa'toda la vida que nos queda,tenemos además in mente muchos recursos a utilizar en el transporte capitalino y en los eventos free.
Ah..un lugar que es ideal para encontrar todos los hombres de Minas es en los velorios, siempre y cuando no te gusten los menores que vos.
A mí me gustan como Johny Deep; mi esposo , re contento, no tengo posibilidades ningunas.
Aprovechá estas elecciones porque no te doy consejos hasta dentro de cinco años o ...un mes.Ta, me volvió la angustia, ja, ja

Hasta dentro de un rato, en el que aprovecharé para saludar a todos los que me conocen:)

andal13 dijo...

Marple:
Puede ser... ahora que lo decís, subir al penitente con la camionetita fue una penitencia!
Con respecto a encarar alguno de los asistentes a la fiestonga del cine... ni ahí! Los invitados eran todos mayores de 75, y el fotógrafo tenía edad para ser mi hijo... y lamentablemente, no tengo complejo de Electra ni de Yocasta, qué querés que te diga!

FLACA dijo...

jajajaja.... Para hacer llevadero este día, empecé yendo a trabajar y llegué recién. Pero en vez de sentarme a tomar mate y papar moscas vine a verlos/as un ratito y ahora me voy al supermercado. ¡¡¡No puedo más!!!...Creo que hoy hasta me he puesto compradora compulsiva para aplacar la ansiedad, y mejor comprar carne, verduras y comestibles que gastar en cosas superfluas, por eso voy a ir al supermercado. Eso sí, rompo la dieta y me compro un vinito que me gratifique un poco.

Yo que vos, Andre, escuchaba atentamente los consejos de Santi y de Marple, eso sí: con un traje tan ajustado como el del Hombre Araña, yo te diría que aprovecharas y miraras algo más que los ojos.
Yo también hubiera garroneado unos sanguchitos en el cine y un vinito,será que se me contagió de los músicos.
Y para que no se sientan culpables por trabajar en el ómnibus, yo siempre digo que terminé el IPA gracias a que tenía una hora de viaje de ida y otra de vuelta; en el ómnibus he estudiado bolillas enteras para los exámenes, he preparado clases, y - por supuesto- he corregido grandes mazos de escritos.

Y ahora me voy al super, dentro de un rato vengo a colgarles una musiquita que seleccionó mi hija para la ocasión. Besotes a todos, me hizo bien dejar pasar el rato tomando mate con ustedes.

FLACA dijo...

Olvidé contarles por qué digo que estoy compulsiva para comprar, hoy de mañana compré cuatro banderas nuevas (¡cuatro!)... No vaya a ser cosa que el festejo me agarre desprevenida y desprovista. Más vale que que sobren, como los votos.

marple dijo...

Andrea, Flaca, Santi , todos:
hallazgo en you tube:

Hitler se calienta con lacalle.

mirenlo ya!!!

PD)andrea:si queres borrá el comentario , ja, ja
pero mirá el video

lara dijo...

Así que el Spiderman yorugua es TU amable vecino! jajaja!

A mi me sorprendió enserio la primera vez que lo ví, pero ya ahora es un habitué de la Ciudad Vieja.

Muy buena la road movie, y me sospecho que aunque no lo tengas planeado van a aparecer más capítulos en el futuro... por lo menos nosotros nos divertimos con tus viajes en bondi, que no cualquiera!!

Abrazos

andal13 dijo...

Flaca:
Para que no me envidies tanto, te cuento que me he pasado la tarde jugando en la PC, mientras tres fajos de escritos me gritan desesperados desde el escritorio!
¿Qué tengo que mirarle al Hombre Araña, seré curiosa? ¿Las telarañas? ¡Jijiji!
Ojalá mañana puedas estrenar tus banderas nuevas.

Marple:
Gracias por el dato, aunque ya lo vi hace unos días (soy internetera vieja...) Te recomiendo unos raps de Cookie D'Street, que están buenísimos (también en youtube).

Lara:
Como las posiblidades de acceder a un vehículo propio equipado con motor son remotas (a menos que todos mis amables lectores del blog sean muuuuy amables y me regalen uno), seguiré "deleitándolos" con mi road movie!!!
No lo vi esta semana al Hombre Araña... ¿Se habrá mudado?

Proyecto María Castaña dijo...

"El camino a la ilustración",en bondi y todo, Andrea, es mucho más fácil que el mío. En mi caso, viviendo en un pueblo de provincia, "el centro del universo", que no es Nueva York o Paris, sino Buenos Aires está a 1014 km. exactamente. Ver una buena obra de teatro de autor universal o unas películas de un prestigioso festival (el bafici, por ejemplo) implica una inversión que supera ampliamente mi presupuesto docente. Además, cuando los provincianos como yo vamos al centro del universo, hacemos boludeces como sacarnos fotos en el obelisco o en las callecitas de la Boca, caminar por puerto Madero, subirnos a un lanchón en el Tigre y, con suerte, comprar algunos libros baratos en los mesones de calle Corrientes.
Ah, de estrenos de cine andamos bien y la película de Campanella es una maravilla.
Adoré un dicho que dijiste al referirte al joven de prensa: "fuerte como cadenazo en los dientes". ¡Ya lo estoy empezando a usar!

Peter Parker dijo...

El Santi, primero siempre.

Ja, ja, ja, ja... ¿te parece que daba para comentar tu acercamiento al Spiderman de los bondis y nuestros llamados cruzados? Pero al final dimos en la tecla y vos pudiste llegar a la radio sana y salva para que te pudiéramos escuchar.

Una cosa es columpiarse entre los rascacielos de Manhattan y otra muy diferente es andar siempre por 18 de Julio o Pocitos. En otros barrios siempre me termino enganchando entre las ramas de los plátanos o me enriedo con la maraña de cables de UTE, así que no me queda más remedio que usar el transporte público ¡pero de particular!

De tus nuevas aventuras hay que destacar al "rojito de Laura", que supongo que es el mismo de tus viajes por el interior de la patria y si no hay "triki-triki no hay bam-bam". Ese rojito se merece un post aparte... que no es el rojito de COETC.

A esta hora de la mañana se me hace agua la boca con la imagen de tus miniaturas de merluza con salsa tártara, el cierre perfecto para un post.

andal13 dijo...

Peter:
Ah, los superhéroes del subdesarrollo son más meritorios que los del primer mundo, de eso no hay dudas! En estos días, además, te enredás con los trescientos pasacalles que hay por cuadra.
El caso del ogo vibrador en el ómnibus daba para contarlo, porque me tenés que ver enredada con los cables del mp3 y del auricular, haciendo equilibrio con el fajo de escritos, la lapicera, la mochila...
El rojito de Laura es el mismo, fiel compañero de ruta...
Pasate por el San Rafael y pedite las miniaturas... una delicia!

FeR dijo...

No quiero sacarles la emoción, pero el Hombre Araña que se saca fotos por la plaza independencia y el parque rodo, es de Las Piedras, y del barrio, y mantiene su identidad secreta a salvo, gracias a que el almacenero (que se jacta de conocerla) se niega a revelarla, a pesar de las insitencias.
Saludos

andal13 dijo...

FeR:
Sí, sé que es todo un personaje... me llamó muchísimo la atención verlo por mi barrio en un lapso de tres horas... ¿Tal vez Mary Jane viva por Avenida Garzón...?

andal13 dijo...

María Castaña:
Ah, ni qué decir que la gente que vive en el interior de países como los nuestros, tiene serias dificultades para acceder a los espectáculos. En Uruguay se da que incluso ciudades capitales departamentales ni siquiera tienen un cine...

ro dijo...

Vengo el miércoles. Sorry...

Corto Maltes dijo...

No quiero asustarte pero ese hombre araña trucho que cruza la ciudad en busca de fotos que le den el sustento diario esta medio chalado por no decir deschafado del todo. De pronto te esta sacando una foto lo mas bien como de pronto te agrede con alguna cosa que se le ocurra.
Me encantaron todos tus vericuetos para ir al cine y sobre todo me dejaron ganas de ir a mi tambien a ver esas peliculas.
Gran relato genia!!

andal13 dijo...

Ro:
¡No te hagas problemas! El 409 no descansa nunca...

Corto:
¡No me digas! Ya sé, quisiste sacarte una foto con él, y te dijo de mala manera que ya estás un poco crecidito...
;-)

Si podés, no te pierdas "Tulpan"; es una película interesantísima.

Peter Parker dijo...

Ja, ja, ja, ja... Corto, por lo menos usa como excusa a tu nena.

Germán dijo...

Je je...
Muy bueno el relato de aventuras.
Pero se me mezcla todo che. El hombre araña viaja en colectivo? Eso sí es una revelación... Y no puedo evitar decirles a todos ustedes, uruguayos y uruguayas, que con los resultados electorales y plebiscitarios a la vista se han hermanado más aún con nosotros! No les da verguenza? Lacalle debería presentarse a elecciones acá y estaría en la más alta consideración; en cambio, al Pepe se lo denigraría, denostaría, ningunearía y todo lo malo que termine en "aría". Y lo de la Ley de Caducidad es triste...
Bueno, perdón por tanta opinión política, pero por estos días qué uno puede hacer? ah?
Besos Andrea!

andal13 dijo...

Peter:
Y vos no contestes mal cuando el Corto quiera una foto tuya, jijiji!


Germán:
Vo, que el 409 no es cualquier bondi... es el que uso yo para correr mis aventuras, y se ve que el Hombre Araña también!
Nos diste una buena idea: ya mismo busco una coqueta mansioncita en San Isidro, y les mando al Qki para que viva con ustedes! Con un poco de suerte, en 5 años es Gobernador de Buenos Aires!!!

Peter Parker dijo...

Andrea, hasta que termine noviembre, se me engancha cuanto pasacalle político hay en la vuelta.

¡Uno ya no se puede columpiar tranquilo por la ciudad!

andal13 dijo...

Peter:
No quisiera cortarte la telaraña, pero después de noviembre estarán los mismos pasacalles, sólo que hechos jirones, y de a poquito se irán agregando los de las elecciones municipales... Probablemente Aquaman la pasa mejor en estas épocas!

Peter Parker dijo...

¿Ahora entienden porqué prefiero Manhattan?

andal13 dijo...

Peter:
¡Juajuajua! Estaría bueno hacer un cómic con un superhéroe montevideano que se viera continuamente frustrado por ese tipo de inconvenientes...

Peter Parker dijo...

No me tientes...

Alvaro Fagalde dijo...

Andal:

1) Muchas gracias por tirarme la idea del Goear. Gracias a ti en buena parte se podra ver en mi blog la historia del jazz. Si te interesa esa musica, estas invitada.

2) Si te tomas el 409 nos habremos cruzado varias veces. Ahora no, porque me mudé.

andal13 dijo...

Peter:
Mirá que resultaste fácil!
;-)

Alvaro:
¡De nada, muchacho! Con unos ricarditos peruanos quedás a mano, jijiji!
Me encanta el jazz, así que con mucho gusto leeré y escucharé tu blog.

Fernando Terreno dijo...

Un abrazo cortito hasta el sábado que viene en que espero leerte traaanquiloo.
Fernando (El Pulpero)

andal13 dijo...

Fernando:
Mañana no habrá actualización, así que vení cuando quieras, que esta entrada seguirá firme como rulo de estatua.

Peter Parker dijo...

Por mi parte Andrea, quedás exonerada de publicar un nuevo post, ya que como todos los viernes te escuché por radio y pude disfrutar de tus comentarios en mi blog.

Supongo que los ajetreos a esta altura del año y tu quiebre de salud, tienen mucho que ver en tu decisión... ¿o serás una brujita de Halloween?

Hasta la próxima.

El Antihéroe dijo...

Cuanta cultura en un post. Muy por el contrario de lo que vos pareces pensar de vos misma, que vida mas interesante y variada tenés.
Me acabo de dar cuenta que no hay post hoy, 31 de octubre, raro ¿No?
Bueno, ya dejé que se repartieran las medallas durante todo un mes, pero "I´m back". Están avisados.
Saludos srta.

andal13 dijo...

Peter:
Es la altura del año y la altura de la vida...! No he tenido tiempo de escribir nada, ni siquiera de armar un aquelarre mínimo!
Ya volveré a publicar, si es que no perezco bajo un alud de escritos...

Antihéroe:
En general me gusta la vida que tengo (con reparos, claro); lo que cada vez me gusta menos es trabajar, lo tengo asumido!
;-)
Preferiría tener más tiempo para correr aventuras en el 409.

ro dijo...

Bueno, al menos pude leer y reirme!!!! LLegué tarde pero esto es intemporal y universal!!! Seguro que en los próximos 10 segundos estarás colgando un nuevo post! Me encantó este, y me imagino el surrealismo de viajar con el hombre araña en el bondi. Me encanta la vida que llevás, envidio insanamente todas tus salidas, idas al cine, teatro etc. Acá me quedo mordiéndome los nudillos...ajajaj. Besotes

andal13 dijo...

Ro:
Ah, y más vale que ni te enteres que fue mi segundo viaje en bondi con el Hombre Araña! El primero fue hace años, en un 17 (yo no sabía de la existencia del tipo, y casi me muero!) Lo del cine envidiámelo todo lo que quieras, pero para que me envidies más aún, mirá la montaña de escritos que tengo sobre el escritorio y que me está haciendo gestos para que largue la PC y me ponga a corregir!

dejamuchacho dijo...

Andrea

Tarde pero seguro. Siempre un placer leer tus cronicas

andal13 dijo...

Dejamuchacho:
¡Dale, confesalo, viniste por las miniaturas de merluza y el vino!
Jijiji...

dejamuchacho dijo...

No solo por eso. Son lo que termina de hacer tu columna tan apetitosa!!!!!

andal13 dijo...

Dejamuchacho:
Es que después del no-teatro y el no-cine, bueno hubiera sido que la noche terminara con no-comida y no-vino!

Alvaro Fagalde dijo...

Ahora sí, está la primera entrega de la Historia del Jazz ( y también la Historia del Cine).
Aprovecho la oportunidad para el chivo...

SUSANA dijo...

Qué culturosa Andre!

Y lo has logrado, el 402 para mí, es sinónimo de Andrea, para siempre!

Besazoooooo!!!!

El Tordo dijo...

Hola, no se porque llego tan tarde, me chispotié,pero tengo que dcirte algo: El Hombre araña, los reyes, Artigas y microsoft...... son los padres . Peter Parker no lo sé, está a estudio.

Buenaso el post, no conozco ninguno de esos recorridos del transporte capitalino, creo que ni los números conozco, ¿no probó con la "quinela"?

andal13 dijo...

Alvaro:
Estuve por tu blog y le pegué una leída rápida a los textos sobre jazz y cine; con más tiempo los leeré -y escucharé- con propiedad.

Susana:
¡Tenga mano, talladora! Es 409; el 402 va por otro lado... No sé qué aventuras se correrán en esa línea.

Tordo:
Mirá, si hubiera guardado loa guita que llevo gastada en el 5 de Oro desde hace 20 años, a estas alturas estaría viviendo en mi castillo de las Higlands escocesas!
Sabía lo de los Reyes y Artigas... Me dejás helada con lo de microsoft y lo de Peter!
¡Peter, vení a poner un poco de orden!

El Tordo dijo...

Jua Jua Jua!
Salud cuide bien a sus amigos, insista con el de oro, siempre alguien lo saca.

Fernando Terreno dijo...

Peor que a vos les fue a Gardel y a Lepera en su encuentro con el arácnido. Para mi que andaban medio fumados y eso quedó registrado en el tango "El día que me quieras", en esa parte que dice: ...y un rayo misterioso, arácnido en tu pelo, luciérnaga furiosa...
Con relación a los colectivos, en lugar de tomar tantos distintos, te sugiero jugar los números a la quiniela y seguro en poco tiempo dejás de garronearle el auto a Laura.
Una duda final: ¿Qué tal Tulpan? ¿Era del Kazajo o del carajo?
Viva Borat
Un abrazo
Fernando

andal13 dijo...

El Tordo:
Fah, pero ese "alguien" nunca soy yo!

Fernando:
Un peliculón "Tulpan"; valía la pena correr los riesgos que corrí!
;-)

andal13 dijo...

Fernando:
Ah, me olvidaba... Vo, Lepera hacía poesía surrealista y vos lo andás criticando!
Y dejá de tirar ideas que Laura lee el blog y me va a empezar a cobrar los garroneos!

Corto Maltes dijo...

Hey!!! ¿¿¿que pasa que no posteas la nueva nota de los fines de semana???
No me copies mi pachorra a la hora de escribir que tus andanzas ya se hicieron una agradable y divertida costumbre.

andal13 dijo...

Corto:
Fah, no sabés, ando recontraocupada... Igual, este próximo sábado hay entrada (nada del otro mundo, no esperes mucho...)

Fernando Rocchia dijo...

MUY BUENO EL RELATO!!

andal13 dijo...

Fernando:
¡Bienvenido! Gracias por el comentario elogioso.